scorecardresearch

La bonificación estatal del combustible, en peligro

Europa Press
-

Calviño advierte que no se seguirá con el descuento de 20 céntimos si los operadores absorben la ayuda y mantienen los mismos precios, aunque elude concretar si se están llevando a cabo estas prácticas, que están siendo investigadas por la CNMC

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño - Foto: EFE/Juan Carlos Hidalgo

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha advertido este jueves de que el Ejecutivo pondrá fin a la bonificación de los 20 céntimos para rebajar el coste del combustible si los operadores la absorben y mantienen los precios.

Calviño, en declaraciones a RNE, ha respondido así al ser preguntada por si el Gobierno baraja prorrogar el decreto anticrisis más allá del 30 de junio o alguna de sus medidas, como la bonificación al combustible.

La vicepresidenta ha asegurado que se analizarán qué medidas del decreto están siendo más eficaces a la hora de valorar una posible prórroga de las mismas.

"Si vemos que alguna medida hace que se mantengan los precios porque los operadores están absorbiendo la ayuda, no seguiremos con esa ayuda", ha precisado Calviño que, al ser preguntada por si tiene algún indicio de que está sucediendo esto con la bonificación al combustible, se ha limitado a responder que el Gobierno "está siguiendo muy de cerca del mercado de carburantes", igual que el mercado eléctrico.

En este sentido, ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" de las empresas, especialmente de las energéticas, para que "arrimen el hombro", rebajen el precio de la electricidad y faciliten al Instituto Nacional de Estadística (INE) los datos que se les han reclamado para acabar con la sobreponderación del precio del gas en el IPC y que éste pueda reflejar fielmente el precio de la electricidad.

"Llevamos meses tratando de tener esos datos detallados. Hay una empresa eléctrica que no ha dado los datos y necesitamos que todo el mundo ayude. El mensaje que envío es instar a las compañías energéticas a arrimar el hombro para que baje el precio de los carburantes, para que baje el precio de la energía en el mercado mayorista y para que el IPC refleje bien los precios reales", ha subrayado Calviño, que no ha querido facilitar el nombre de la compañía que no ha remitido aún los datos al INE.

Calviño ha advertido de que el Gobierno utilizará todos los instrumentos disponibles para que las empresas no frenen las bajadas de precios y, de hecho, ha recordado que ya se ha instado a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) a investigar cualquier posible conducta que pueda estar impidiendo que bajen los precios.

"De la misma manera estamos trabajando estrechamente con el INE para utilizar todos los instrumentos legales a nuestra disposición para dar una respuesta a la situación tan extraordinaria que estamos viviendo", ha apuntado.

 

"Hemos dejado atrás el pico de inflación"

Calviño cree que España "ha dejado atrás el pico de inflación" y que ésta empezará a bajar en la segunda mitad del año, aunque ha advertido de que "el golpe de Ómicron en Shanghai" y el cierre de su puerto puede "retrasar" unos meses estas previsiones.

"Si los barcos no pueden venir desde China se puede producir un alza de los costes del transporte y una restricción de los suministros. Se notará entonces unos meses más tarde, pero se notará. Nosotros estamos intentando bajar la inflación lo antes posible con el tope al precio del gas, la rebaja del combustible...", ha explicado.

Precisamente, en relación con el tope al precio del gas en el mercado ibérico, Calviño espera que pueda aprobarse esta medida en el Consejo de Ministros del próximo martes una vez se perfilen todos los detalles de la propuesta con Portugal y se reciba el visto bueno de Bruselas.

Preguntada por si España apoyará la nueva ronda de sanciones a Rusia para prohibir su petróleo en Europa, Calviño ha respondido que sí y "sin matices" y ha señalado que los países más reticentes son aquellos que dependen en mayor medida del crudo y el gas ruso.

"España ha apoyado todas las rondas de sanciones", ha recordado la vicepresidenta, que ha indicado que el Gobierno siempre apoyará las propuestas europeas "siempre y cuando se mantenga la unidad". Ahora bien, ha indicado que las sanciones a Rusia tienen que ser "inteligentes" para asegurar que "tienen el máximo impacto sobre las decisiones de Putin y el mínimo impacto negativo sobre las economías europeas".

 

España "tiene margen" para afrontar una subida de tipos

Preguntada por si las previsiones macroeconómicas de España pueden verse descafeinadas si la guerra en Ucrania se alarga, Calviño ha defendido que se han hecho con "la máxima prudencia y cautela", que España es uno de los países que más crecerá "a nivel mundial y europeo" y ha subrayado que inversiones como la anunciada por Volkswagen y por otras empresas tecnológicas "tienen que dar confianza" de que se camina en la buena dirección para tener un crecimiento "muy potente" en los próximos años.

Sobre el impacto que podría tener una subida de los tipos de interés por parte del Banco Central Europeo (BCE), Calviño ha afirmado que "hay que prepararse para que progresivamente" éstos vayan aumentando, aunque ha indicado que "afortunadamente" se parte de tipos negativos y que España ha aprovechado los últimos años para mejorar las condiciones de financiación del sector público.

"Tenemos una deuda pública que tiene un periodo de maduración muy largo, superior a ocho años, un coste de los tipos de interés que hemos ido refinanciando con tipos muy bajos, y eso nos da un margen para enfrentarnos bien a esta progresiva elevación de los tipos de interés por parte del BCE", ha señalado.

Además, ha resaltado que la respuesta a la pandemia ha implicado que el sector público "haya absorbido" la deuda del sector privado "en cierto sentido", lo que ha proporcionado un "colchón" a familias y empresas españolas para poder hacer frente a la subida de los tipos de interés.

Calviño ha explicado además que las previsiones que se han hecho desde el Gobierno tienen en cuenta los tipos medios de la deuda emitida, la que está en circulación y la que se va a emitir, por lo que "aunque los tipos de interés suban en los próximos meses, seguirá bajando el tipo de interés medio de la deuda pública española".

Sobre la vuelta del Euríbor a terreno positivo, Calviño ha afirmado que "lo normal es que los tipos de interés sean positivos". "Las familias llevan un tiempo sabiendo que esto venía y han ido cambiando sus hipotecas y preparándose para una situación que es más la que hemos vivido en el resto de nuestras vidas", ha señalado la vicepresidenta, que ha insistido en que, gracias a las medidas de protección de rentas adoptadas durante la pandemia, ahora "las familias tienen un colchón y estén en buena situación".

Preguntada por si el Gobierno no se plantea rebajar impuestos como pide el PP, Calviño ha reiterado que el Ejecutivo ya ha bajado los impuestos a la energía, a lo que el PP, "por cierto, votó en contra", ha recordado.

"Estamos bajando impuestos donde es más eficaz, pero claramente una rebaja generalizada de impuestos no resuelve la inflación, sería como echar gasolina al fuego en este momento y nos generaría un problema a largo plazo que llevaría a un recorte de los servicios públicos. Por eso no lo recomiendan los organismos internacionales, porque no es lo adecuado ni a corto ni medio plazo y el PP lo sabe muy bien. Son propuestas que tratan de desviar la atención de lo que ahora mismo tenemos entre manos: frenar la inflación y seguir apoyando a familias y empresas", ha subrayado.