scorecardresearch

El sueño de la infancia

ANGÉLICA GONZÁLEZ
-

La Escuela Benaiges, de Bañuelos de Bureba, exhibe desde ayer los collages de Javier Serna sobre cartón, hierro y cobre inspirados en la historia de ese colegio rural. La muestra se puede ver a través de la Red de Museos Vivos

Uno de los collages que pueden verse en la exposición. - Foto: Javier Serna

El experimentado artista experto en collages Javier Serna trae a la provincia de Burgos, concretamente a Bañuelos de Bureba, una exposición de algunas de sus obras más singulares que se pueden ver desde ayer en el Museo Escuela Benaiges y que están inspiradas, como explica el mismo autor, en la historia que vivieron esas aulas rurales. Como se recordará, Antonio Benaiges fue un maestro que llegó a Bañuelos en los años 30 con formatos didácticos muy avanzados para la época y para la zona, que trabajaba con su alumnado dentro y fuera de la clase, en contacto con la naturaleza y que prometió a los chiquillos que a final de curso les llevaría a conocer el mar. Divulgador de las técnicas educativas Freinet en España, que proponen la solidaridad entre los estudiantes y una cierta autogestión, Benaiges no llegó a cumplir su promesa porque fue fusilado al inicio de la Guerra Civil.

Con esos niños en la mente, para quienes -considera el autor- el método de Benaiges fue "un regalo", ha compuesto Javier Serna unos collages oníricos, que se pueden ver sin fecha límite y a través del sistema que propone la Red de Museos Vivos de Castilla y León, que incluye una serie de instalaciones 'autovisitables' a través de un código que se obtiene en su web (museosvivos.com). "Decidí basar este proyecto en lo onírico porque para mí esta forma de enseñar y de aprender supuso un paréntesis de libertad en la vida del maestro y su alumnado. La libertad, la alegría y el desenfado aparecen en las primeras piezas de la exposición y más adelante, el sinsentido de la guerra y el modo de comportarse de los niños tras ella, que se verá irremediablemente afectado", afirma el artista.

Entre las piezas que se pueden ver en la muestra hay collages sobre cartón, sobre hierro y sobre cobre con la infancia siempre como protagonista y títulos como La guerra, Controlados, Música o Triste. El Museo Escuela Benaiges lleva ya varios meses haciendo una interesante oferta cultural en la denominada España vacía. Desde el pasado mes de noviembre ha acogido una exposición de carteles gráficos realizados en Cuba en los años 60 y 70 del siglo pasado y de los carteles hechos para el Centro Dramático Nacional por el diseñador Isidro Ferrer. Tras la muestra de los collages de Serna se podrán ver -aún sin fecha determinada- una veintena de carteles de cine del ilustrador checo Petr Pös, muy apreciado por los amantes de este arte y que son propiedad del coleccionista privado conocido como LUJVANEB.