scorecardresearch

"Peñarroya estuvo cerca de quedarse"

Carmelo Palacios
-

Albano Martínez es el 'arquitecto' del San Pablo y la campaña pasada construyó su obra maestra. Este verano no ha sido fácil. Le ha tocado hilar fino para volver a configurar una plantilla competitiva

"Peñarroya estuvo cerca de quedarse" - Foto: Alberto Rodrigo

«Ya le he dicho al presidente que igual es mejor dejarlo aquí», bromeaba Albano Martínez, director deportivo del Hereda San Pablo, instantes después de conquistar la segunda Basketball Champions League en Rusia. Esa afirmación, seguida de una carcajada, escondía una realidad y es que parece imposible que un club humilde como el burgalés vuelva a levantar tres títulos en una sola temporada. Todos en el equipo azulón son muy conscientes de ello, pero la ambición ha sido una de las señas de identidad de la entidad desde su fundación y eso no va a cambiar ahora. A pesar de vivir un verano complicado por la salida de Peñarroya y jugadores importantes, así como por la polémica campaña de abonados, Martínez encara esta nueva aventura con ilusiones renovadas y avisa de que volverán a dar guerra.

¿Qué sensaciones le ha dejado la pretemporada?

Ha  habido momentos mejores y otros peores, pero todos ellos nos van a servir para afrontar la temporada con más experiencias. Se trata de ir progresando. Estamos en un período de construcción porque ha habido muchos cambios, empezando por el entrenador y por jugadores nuevos que se tienen que ir adaptando a la ciudad, la ACB y al propio Tabak.

La puesta de largo ante el Oporto no estuvo a la altura, ¿le preocupó que la afición se llevara una mala imagen?

Nos preocupó porque era el primer partido en casa después de mucho tiempo sin afición y no fue la mejor imagen, pero hay que ser conscientes del momento. Ya nos avisó el preparador de que íbamos estar mal físicamente esos días. No estuvimos acertados ni con la intensidad necesaria. Debe servir como un toque de atención, pero tampoco es para rasgarse las vestiduras.

Después de bordarlo con tres títulos la temporada pasada, ¿qué daría por bueno esta campaña?

Las metas del año pasado son difíciles, pero debemos ser ambiciosos. Hay que centrarse en el día a día y ser fieles a nuestros principios. Si no ofrecemos lucha y entrega en cada partido, seremos vulnerables. Luego hay muchos factores que pueden influir, como las lesiones, la adaptación de los jugadores...

¿Qué objetivo le han marcado a Tabak desde la directiva: el play off, la Copa y los cuartos de la Champions?

No quiero tirar balones fuera, pero creo que esa es una presión que no nos debemos meter. Si somos competitivos día a día, tendremos la oportunidad de luchar por los objetivos que tenemos en la cabeza.

Sonaron varios nombres para el banquillo después de la salida tardía de Peñarroya, ¿por qué Tabak?

Esperamos a Joan bastante tiempo y estuvo más cerca de quedarse de lo que la gente se piensa. Luego, salimos al mercado cuando ya no había muchos entrenadores y lo que nos convenció de Tabak fueron esas ganas de venir a un club en el que sabía que tenía un listón alto. Podía tener cierta presión por todo lo que se había conseguido y eso era una motivación extra para querer venir. Además, su experiencia en la Euroliga, en España, siendo campeón en Polonia...

 

(Para leer la entrevista completa, en la edición impresa de hoy de Diario de Burgos)