scorecardresearch

Las Lagunas de Neila decidirán la Vuelta a Burgos Femenina

DB
-

Además de la ascensión final al mítico puerto de categoría Especial, el IDJ ha diseñado un recorrido que contempla la ascensión al Alto de Arroyo y al Collado de Vilviestre, ambos de 3ª Categoría

Las Lagunas de Neila ya acogieron el año pasado el desenlace de la Vuelta a Burgos Femenina. - Foto: Alberto Rodrigo

Las Lagunas de Neila, puerto de Categoría Especial, volverán a coronar a la mejor corredora de la Vuelta a Burgos Femenina que, en su séptima edición, se celebrará del 19 al 22 de mayo y afrontará su segundo año en el UCI Women's WorldTour, la máxima categoría del ciclismo fefmenino mundial.

La Diputación de Burgos, entidad organizadora de la prueba, mantiene su firme intención de equiparar la prueba femenina a la edición masculina, que se celebra en el mes de agosto, con un trazado con el que se garantiza una alta competitividad entre las ciclistas, así como el espectáculo entre la afición. La cuarta, última y definitiva etapa, de 125,1 kilómetros, saldrá de Covarrubias y contempla la ascensión de dos puertos de montaña, ambos de tercera Categoría, antes de la ascensión final a Las Lagunas de Neila, puerto de Categoría Especial, en donde quedará ubicada la meta. Se trata del Alto de Arroyo (3ª Categoría), en el kilómetro 48 de etapa, y el alto del Collado de Vilviestre, a 35'5 kilómetros de la meta.

Tras tomar la salida en Covarrubias, la carrera transcurrirá por localidades como Hortigüela, Mambrillas de Lara, Campolara, Rupelo, San Millán de Lara, Jaramillo de la Fuente, Vizcainos, Río Pedroso y Hoyuelos de la Sierra, hasta afrontar la primera dificultad montañosa de la jornada. Después del Alto de Arroyo, las ciclistas pasarán por Arroyo de Salas, Castrovido, Salas de los Infantes, Castrillo de la Reina y Palacios de la Sierra, para afrontar la ascensión del Alto del Collado de Vilviestre, a 35,5 kilómetros de meta.

Tras el descenso del Alto del Collado de Vilviestre las corredoras atravesarán Vilviestre del Pinar para dirigirse hasta Canicosa de la Sierra desde donde, en esta edición, se afrontará la subida a Las Lagunas de Neila. Serán doce kilómetros de subida cuya parte más dura se afrontará en los últimos tres kilómetros de ascensión en los que tendrán que superar una pendiente media de 9,6%, 8,2% y de hasta un 11% de desnivel medio en el último kilómetro