La ruina del pueblo antiguo de Gamonal

R.P.B.
-

Propietarios del pueblo antiguo han pedido una reunión con el alcalde. «Estamos hartos. Exigimos una solución de una vez por todas», señalan

La ruina del pueblo antiguo de Gamonal - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Sobre un tejado a punto de hundirse hay posadas decenas de palomas, tan inquietantes como los pájaros de la película de Hitchcock. La penúltima luz de la tarde entra en diagonal y barre las calles del pueblo antiguo de Gamonal, que en algunas zonas parece eso: una villa recoleta, en cuya plaza con fuente se solazan al sol los ancianos y los niños. Pero es un espejismo: la mayor parte de su caserío es una ruina.El tiempo ha conspirado contra los últimos vestigios del Gamonal primigenio. Y lo ha hecho en todos los sentidos: haciendo que la decadencia avance inexorablemente y multiplicando el número de propietarios de sus solares, lo que siempre complica las cosas.
El pueblo antiguo de Gamonal arrastra su maldición desde 1954, año en el que se certificó su anexión a Burgos. Una de las cláusulas de aquel acuerdo recogía que el Ayuntamiento de Burgos se comprometía a redactar un plan urbanístico para el pueblo; desde entonces, se han redactado y aprobado cinco planes urbanísticos pero en ninguno se contempló una posibilidad de ordenación hasta el año 2005, con el Plan Especial Camino de Santiago, modificado por el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de 2017, más bien todo lo contrario: siempre quedaba como zona de especial protección, no dejando realizar actuación alguna.
«Estamos muy hartos. Queremos una solución ya, de una vez por todas. No queremos más mentiras. Llevamos esperando desde el año 1954 a que el Ayuntamiento de Burgos cumpla lo que se acordó y firmó. Han pasado muchos años, muchos alcaldes; todos han prometido y ninguno ha hecho absolutamente nada. No queremos que nos prometan nada que no vayan a cumplir».Este es el sentir general de los cerca de cuarenta propietarios del pueblo antiguo de Gamonal, que hace varios días que solicitaron una reunión con el alcalde, Daniel de la Rosa, porque tienen muy claro una cosa: es un problema creado por el Ayuntamiento de Burgos y, como tal, debe ser éste quién dé una solución definitiva y no trasladar esa responsabilidad a los propietarios; máxime cuando, como aseguran, el PERI «tiene muchas deficiencias y está muy incompleto. Nos han mareado durante décadas».
En la actualidad, el número de solares del pueblo antiguo de Gamonal ronda los 90, siendo en torno a una quincena los que aún mantienen algún tipo de actividad, ya sea como vivienda o como negocio. El área que está afectada por el PERI es de 21.928 metros cuadrados, de los cuales solamente alrededor de 8.360 son privados, incluyendo las propiedades del ayuntamiento, que se acercan a los 1.000. La inmesa mayoría de los propietarios estaría dispuesta a vender, su bien no a cualquier precio; y prácticamente ninguno aceptaría una permuta. «También estamos cansados de la imagen que da esta zona de la ciudad. Se habla mucho del Camino de Santiago, de que pasa por aquí, y es una vergüenza que esto sea lo primero que ve un peregrino cuando entra en Burgos. Es casi peor que el polígono. Parece Kosovo. ¿Pero de quién es la culpa? Desde luego no es nuestra. Es el Ayuntamiento, que nos ha tenido tanto tiempo esperando sin poder hacer nada con nuestras propiedades, el que tiene que dar la solución», aseguran.
Además de la parálisis municipal, el tiempo ha sido el principal enemigo del pueblo antiguo de Gamonal. Así, la mayoría de los solares pertenecen a personas muy mayores o ahora ya tienen muchos propietarios, los cuales quieren deshacerse del problema lo antes posible por los costes que acarrea y la imposibilidad de afrontar una solución personal. Hay propietarios de varios tipos, desde constructores que adquirieron solares para hacer negovio pasando por propietarios y multipropietarios de casas y solares en ruina dispuestos a vender; también los hay que tienen su casa más o menos arreglada y no quieren vender; los que no tienen prisa y remolonean para poner precio a su propiedad... Lo cierto es que, en los últimos años, quienes venden sus solares apenas han recibido oferta alguna. «Nadie tiene ninguna intención de comprar aquí», se lamentan.
Y, mientras tanto, los propietarios se resignan a tener que pagar un IBI altístimo «más propio de un chalé en La Castellana». Asimismo, si se trata de un patrimonio tan valioso como para estar protegido, los propietarios se preguntan si no sería oportuno y justo recibir ayudas, algo que no se ha contemplado nunca antes. «Nunca hemos nos han ofrecido ayudas de ningún tipo, aunque sólo fuera para mantenimiento de un patrimonio que es de todos. La situación del pueblo antiguo ha llegado a tal grado de degeneración que creemos que la única solución, en un 80 por ciento, pasa por la venta. Porque es irreparable. Apenas hay cuatro casas que se pueden salvar».En este sentido, alertan de que el estado de alguno de los inmuebles es tan precario que temen que un día pueda pasar una desgracia, como señalan respecto a una casa que presenta un tejado casi hundido y uno de sus muros está casi vencido contra una cochera que sí está en buen estado. «Un día va a a matar a alguien. Y será entonces cuando se tome alguna medida. Pero será tarde, siempre será tarde», apostillan.
Promoción conjunta. Como adelantó este periódico hace dos meses, la intención del actual alcalde, Daniel de la Rosa, para con el pueblo antiguo de Gamonal para por que la administración local llegue a un acuerdo con los propietarios para adquirirles las viejas casas o las parcelas abonando un justiprecio para que después se saquen a subasta y un gran promotor lleve a cabo una actuación conjunta de regeneración. Luego sería necesario elaborar un nuevo plan especial para que fuera el Consistorio el que pudiera sacar a subasta todo el terreno de forma conjunta.