Una furgoneta camuflada vigilará el uso del móvil al volante

SPC
-

Izquierdo anunció que las denuncias por la utilización del teléfono al volante

El delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, junto a representantes de la DGT y de la Guardia Civil. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Las distracciones fueron el pasado año la primera causa determinante de los accidentes de tráfico mortales registrados en las carreteras de Castilla y León y provocaron 46 fallecidos, el 34 por ciento del total. En el ámbito nacional este porcentaje se sitúa en el 28 por ciento y con 359 fallecidos en 2019, las distracciones también siendo la primera causa de los accidentes mortales. En este sentido, la coordinadora de la DGT en Castilla y León, Inmaculada Matías, apuntó que en lo que va de año la Guardia Civil ha tramitado en las carreteras de la Comunidad más de 4.500 multas, a la vez que destacó que el uso del teléfono al volante multiplica por cuatro la posibilidad de sufrir un accidente.
Ante estas cifras, la Dirección General de Tráfico ha puesto en marcha hasta el próximo domingo, 20 de septiembre, una nueva campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen las distracciones al volante. La misma se enmarca dentro del calendario anual de actuaciones especiales previstas por Tispol (Organización Internacional de Policías de Tráfico y en la que la DGT participa a través de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC).
Dentro de las distracciones, la más preocupante es el uso del teléfono móvil, según destacó ayer por la mañana en la presentación de la campaña el delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, que anunció que junto al helicóptero, el dron y las 24 cámaras fijas que la DGT tiene instalada en las carreteras de la Comunidad, para vigilar el uso del móvil al volante se incorpora también una furgoneta camuflada.
Por su parte, Izquierdo recordó que el uso del móvil al volante está sancionado con la pérdida de tres puntos, y anunció que en el anteproyecto de Ley de Seguridad Vial que prepara el Gobierno se contempla elevar hasta seis la pérdida de puntos. Además, el delegado indicó que un coche que circula a 120 kilómetros por hora recorre 700 metros en 20 segundos, el tiempo que se puede tardar en escribir un mensaje de móvil, según informa Ical.
Según el último informe sobre distracciones al volante elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE), el 96 por ciento de los usuarios encuestados confiesa haber visto a alguien hablando por el móvil mientras conduce (80 por ciento de forma habitual) y un 76 por ciento afirma utilizarlo sin hablar, únicamente manipulándolo o mirándolo.
Asimismos, el mencionado informe detalla que en el caso de las redes sociales, el 18 por ciento de los conductores confiesa haber usado las redes sociales mientras conducía su vehículo, de los cuales un 12 por ciento lo hace de forma habitual. Este porcentaje aumenta hasta el 17 por ciento entre los jóvenes con edades comprendidas ente 18 a 24 años.