scorecardresearch

Héroes anónimos

B.D.
-

Las ONGs Proyecto Rubare y Kivu Jambo presentan un documental sobre la labor de los misioneros burgaleses en el Congo. Una entrega que va mucho más allá de la solidaridad y que Eduardo Margareto pone en valor en este trabajo

Tomás Martínez, presidente de Proyecto Rubare, rodeado de un grupo de escolares en el Congo. - Foto: DB

Cuando el fotógrafo y cineasta vallisoletano Eduardo Margareto viajó en octubre de 2021 hasta la isla de Idjwi, dentro del lago Kivu, para asistir a la inauguración de una nueva escuela de la asociación Proyecto Rubare en la República Democrática del Congo, quedó tan impresionado por la labor que realizan esta ONG y varios misioneros burgaleses en uno de los territorios más peligrosos y pobres del mundo que decidió contarlo para visibilizar esas vidas de entrega y humildad. El fruto de ese viaje, y de una segunda visita que hizo el pasado mes de marzo, es el documental 'Héroes en el Congo', un trabajo que se presentará esta tarde en la sala de la Fundación Círculo de plaza España a las 19:30 horas.

«Vine muy tocado y tenía la necesidad de contar la labor tan increíble que hacen de manera callada estos misioneros en el fin del mundo para ayudar a quienes no tienen absolutamente nada», señala Margareto, que estará acompañado en la presentación del largometraje por el presidente de Proyecto Rubare, Tomás Martínez; por el presidente de la Fundación Kivu Jambo, Javier Martínez, y por Presentación López, hermana de San José y una de las protagonistas del filme. Ella, de hecho, es Mamá María, una inspiración para todos los misioneros, que realizó su labor humanitaria en Rubare, hasta que en octubre de 2008 perdió las piernas durante un bombardeo de los rebeldes Tutsi a la casa donde habitaba con otras religiosas.

El documental, como relata Tomás Martínez, es un alegato a la labor de los misioneros y refleja la vida de varios religiosos burgaleses (Honorato Alonso, Domingo de la Hera y Urbana Sancho, entre otros), que se juegan a diario su propia vida por los demás en una zona deprimida y casi olvidada del planeta, donde la pobreza es extrema y donde la población sufre muchísimos problemas de malnutrición. «Estos misioneros son los que verdaderamente han hecho 'Marca España'. Allí se les admira», relata Tomás Martínez.

La asociación Proyecto Rubare colabora con varios de los misioneros burgaleses en algunas de las escuelas, campos de refugiados y centros de trabajo que ha puesto en marcha en el Congo. La escuela infantil inaugurada en octubre en Idjwi (llamada la isla olvidada), que ha contado con el respaldo económico de la Junta de Castilla y León, lleva el nombre de Esther Fonseca por el apoyo que el periodista Jesús Fonseca ha dado al proyecto. Fue precisamente este último quien invitó a Eduardo Margareto a la inauguración de la escuela y donde se fraguó la idea de rodar el documental 'Héroes en el Congo'. En el centro educativo tienen en estos momentos más de 300 niños, que han contado con material escolar donado por varios centros de Burgos.

Además, la ONG ha puesto en marcha en la isla de Idwji un complejo turístico con el que financian el mantenimiento del centro educativo. También mantiene operativa en medio de la selva una fábrica en la que dan trabajo a 50 personas y donde desarrollan cultivos para producir harina y azúcar de caña, muy abundante en la zona.

Durante el viaje realizado por Margareto el pasado marzo se rodaron imágenes en el Parque nacional Kahuzi-Biega, considerado el segundo pulmón del planeta, y en el centro de recuperación de primates de Lwiro.