scorecardresearch

Casado pide garantizar la PAC a los ganaderos afectados

SPC
-

El presidente del Partido Popular, durante su visita a la zona afectada por el incendio de Ávila, insiste en cambiar la Ley de Montes para proteger a los 36.000 profesionales perjudicados

Pablo Casado (c), junto a otras autoridades y vecinos, reconociendo la zona afectada por el incendio. - Foto: Ricardo Muñoz (Ical)

El presidente del PP, Pablo Casado, instó ayer a modificar la Ley de Montes para que las zonas de aprovechamiento ganadero afectadas por incendios forestales como el de Navalacruz en la provincia de Ávila no se queden fuera de las ayudas de la Política Agrícola Común (PAC).

Casado realizó esta petición durante una visita a las localidades castigadas por el fuego, en el que, además de calcinar más de 20.000 hectáreas de terreno, se han visto damnificadas más de 36.000 cabezas de ganado, tanto vacuno como ovino, caprino y equino.

El líder de la oposición subrayó que tras los daños del incendio, la ayuda de la PAC resulta ahora «imprescindible» para que estos ganaderos puedan «subsistir» y abogó porque se estudien también ayudas europeas enfocadas, entre otros aspectos, a impedir que la llegada de las lluvias provoque una contaminación de los acuíferos por el arrastre de las cenizas tanto en las acometidas para el ganado como para el abastecimiento de agua potable a la población.

Tras reconocer como un «acierto» la declaración por el Consejo de Ministros de este terreno como zona gravemente afectada, Casado confió en que «lleguen pronto las ayudas». El presidente del PP realizó una visita a la zona afectada, en la que estuvo acompañado por alcaldes y vecinos de la zona, así como el presidente de la Diputación, Carlos García, y el vicepresidente primero de las Cortes, Francisco Vázquez, entre otros.

También ha reclamado que con esta declaración se agilice el acceso de los afectados a créditos ICO para reconstruir sus negocios o vean reducidas sus cuotas a la Seguridad Social y sus impuestos.

Compensar a municipios.

Asimismo, se sumó a la petición hecha por su formación en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) para que los municipios puedan ver compensados los gastos excepcionales que tengan que afrontar como consecuencia del fuego.

Por último, alabó el trabajo de la Junta  y de su presidente, Alfonso Fernández Mañueco, «garantizando» las ayudas que dependen de esta Administración y defendió el trabajo «codo con codo» de «todas las administraciones» en el que «es ya es el peor incendio de la historia de Castilla y León y el cuarto más extenso de la historia de España».

Pablo Casado defendió el «carácter recio y sobrio» demostrado por los vecinos a la hora de afrontar «sin reproches» la situación y «arrimando el hombro» en un momento «crítico».

La ganadería.

Finalmente, el líder popular quiso reivindicar la ganadería, «que ni es contaminante ni va contra la salud», al tiempo que recordó que se trata de un sector «clave para España, para Ávila y para Castilla y León».

Sobre este punto, explicó la importancia de la ganadería para «proteger entorno natural» y los montes frente a los incendios.