scorecardresearch

Feijóo propone una ayuda directa para las rentas más bajas

Europa Press
-

El líder del PP plantea en su plan económico deflactar el IRPF a las fortunas menores de 40.000 euros y una subvención de 200 o 300 euros a quienes tienen salarios de entre 14.000 y 17.000 euros y están exentos de hacer la declaración de la renta

Feijóo presenta su propuesta económica en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP - Foto: Alberto Ortega

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, propondrá al Gobierno liderado por Pedro Sánchez una ayuda directa anual de hasta 300 euros a familias y personas vulnerables con salarios por debajo del umbral que obliga a realizar la declaración de la renta. Además, ha defendido la bajada del IRPF a rentas medidas y bajas con ingresos inferiores a 40.000 euros y una rebaja urgente del IVA de la luz y el gas al "4% o al 5%", como permite Europa.

Así se ha pronunciado en su intervención ante el Comité Ejecutivo Nacional del PP, donde ha concretado algunas de las propuestas que forman parte del plan económico que está articulando y que enviará a Moncloa este mismo viernes, después de reunirse este martes con los agentes sociales.

Según ha explicado, su plan económico para España gira en torno a cuatro ejes básicos: la racionalización del gasto burocrático; el rediseño de los fondos europeos; reformas estructurales para incentivar la actividad económica y el crecimiento; y una bajada de impuestos "selectiva, inmediata y temporal" para hacer frente al incremento masivo de los precios.

El Gobierno ya ha recaudado 7.500 millones de más

El jefe de la oposición ha planteado devolver a los ciudadanos hasta 10.000 millones por la recaudación extra de la inflación que, según ha subrayado, solo en enero y febrero ha sido de 7.500 euros de más cuando la previsión para todo el año era de 9.000 millones.

"Ese excedente puede estar en manos del Gobierno o puede estar en manos de los ciudadanos. Nosotros apostamos por lo segundo", ha dicho Feijóo. Fuentes del PP han subrayado que la Airef calcula que esa recaudación de más puede llegar a 18.000 para todo el año y se trata de devolver entre 7.500 y 10.000 millones a los españoles.

Feijóo ha señalado que al Gobierno le "molesta" hablar de lo que está ocurriendo con la inflación pero no va a dejar de denunciarlo porque sigue recaudando de forma "masiva" y es "absolutamente injusto" para las rentas medidas y bajas.

En su opinión, es "inaceptable" que el Gobierno sea "el único que gane cargando el coste de la crisis sobre los bolsillos de los españoles", máxime cuando en España tienen el Ejecutivo "más caro de la democracia y la inflación más alta de los últimos 38 años". "Esto es inaceptable", ha aseverado.

Bajar el IRPF a las rentas inferiores a 40.000 euros

En su discurso, Feijóo ha puesto el acento en el capítulo fiscal, al proponer bajar el IRPF a las rentas inferiores a los 40.000 euros a través de los siguientes mecanismos: En primer lugar, deflactar la tarifa en los tres primeros tramos, para que las subidas de salario derivadas de la inflación no sigan traduciéndose en más impuestos.

Según ha dicho, lo que plantean es actualizar la tarifa que "lleva sin hacerse 14 años", ha señalado, para subrayar que llevan con la misma tarifa del IRPF desde 2008 y desde entonces el IPC ha subido un 25%.

En segundo lugar, Feijóo ha defendido ajustar las retenciones para que la bajada del impuesto tenga carácter inmediato y efecto retroactivo desde el 1 de enero. En tercer lugar, ha abogado por crear una figura en los mínimos personales y familiares, de "manera específica y temporal para las rentas medias y bajas".

En cuarto lugar, ha planteado un "impuesto negativo" de entre 200 y 300 euros a las personas perceptoras de salarios por debajo del umbral que obliga a practicar la declaración de la renta. Fuentes del PP han precisado que en las personas individuales esa ayuda sería de unos 200 euros mientras que en el caso de las familias ascendería a 300 euros.

"Esas familias que cobran entre 14.000 y 17.000 euros, que no tienen obligación de hacer la declaración de la renta, hemos también de bajarles los impuestos y por eso pretendemos una ayuda directa entre 200 y 300 euros como han hecho otros gobiernos europeos con inflaciones más bajas a la española", ha declarado.

Bajar el IVA en la electricidad y el gas

Aparte del IRPF, el presidente de los 'populares' ha defendido actuar sobre el Impuesto de Sociedades, "dando libertad para amortizar inversiones en eficiencia energética o transformación digital"

Feijóo ha planteado también una rebaja de la tributación por módulos del régimen simplificado en el IVA y en el régimen especial de aquellos sectores especialmente afectados por la inflación como el transporte, la industria, la agricultura o la ganadería.

Además, ha pedido que se acometa una rebaja inmediata del IVA que grava la energía eléctrica y el gas. A su entender, se puede bajar el IVA "al 4 o el 5% en la electricidad y el gas". "¿A qué esperamos? ¿Por qué no lo hacemos si Europa lo facilita y lo acepta?", se ha preguntado.

Colaboración de exministros y exaltos cargos

Feijóo ha subrayado que esta alternativa económica que el PP está diseñando ha contado con la colaboración de exministros de gobiernos 'populares' y exsecretarios de Estado y altos cargos que han "mejorado la economía española" en el pasado, así como autónomos, expertos y profesionales en la materia.

"Si el Gobierno quiere adoptar estas medidas, son suyas. Es nuestra aportación a la gobernabilidad de nuestro país y a las familias de rentas medias y bajas", ha afirmado, si bien ha admitido que "no va a ser fácil" que el Gobierno acepte las propuestas económicas del PP porque su "única prioridad es mantenerse unos meses más en La Moncloa".

Feijóo ha recalcado que todos los organismos nacionales e internacionales no creen "otra vez" en sus previsiones económicas y ha asegurado que el Gobierno "o falla en su diagnóstico o, lo que sería peor, lo conoce y prefiere ocultárselo a los españoles".

A su entender, el Gobierno se ha acostumbrado a vivir de un déficit "desbocado", de una política fiscal basada en exprimir a los ciudadanos y con la confianza de que siempre podrá contar con el rescate de las instituciones europeas.

"Aportar, sumar y construir"

Tras recriminar al Gobierno que esté "mucho más ocupado en hacer oposición y confrontar con el PP que en gobernar y solucionar la inflación", Feijóo ha resaltado que el "único enemigo" del PP son los problemas de los españoles y ha agregado que por eso no se quedará cruzado de brazos ante lo que está ocurriendo, esperando a que llegue su turno para gobernar. "Nuestra responsabilidad y nuestra convicción es aportar, sumar, construir", ha manifestado.

Feijóo ha reiterado que la "única prioridad" del Gobierno es "mantenerse unos meses más en La Moncloa" y ha recalcado que con ese objetivo ha usado "todos los recursos y actos" para "hacer oposición" al PP y "echarle la culpa de todos los males". En su opinión, este hecho evidencia que este es el "mejor termómetro de que algo está cambiando en la política española y los españoles están percibiendo que hay una alternativa sólida, serena y bien armada".

En este sentido, ha afirmado que el PP ha iniciado una nueva etapa de un camino que ya había emprendido hace tiempo: el de la mejora de la economía, el del fortalecimiento de las instituciones y, en definitiva, el del "servicio a España".