scorecardresearch

Profeta en su tierra

Á.M.
-

Pedro Ballvé recoge el Báculo de Oro de San Lesmes y se lo dedica a los que "trabajaron, trabajan y trabajarán" en la multinacional cárnica. "Empresarialmente, uno puede morir tranquilo con la nueva Campofrío"

Foto de familia con Pedro Ballvé, el alcalde, miembros de la Federación de Peñas y Asociaciones de San Lesmes y 'báculos de oro' de años anteriores. - Foto: Patricia

Heredó de su padre el reto de dirigir la gran cárnica que ya era Campofrío en 1985 y la convirtió en un referente global. Puede que a Pedro Ballvé nada le falte por hacer en el ámbito laboral, y quizás es posible que por eso tengan para él un especial valor los premios que "entrega el pueblo llano, los ciudadanos", esos que no obedecen a ser Vos quien sois, sino a ser usted uno de los nuestros.