scorecardresearch

Para todos los gustos

Leticia Ortiz
-

La feria taurina de este año presenta nombres de interés para el aficionado como los de Ponce, Manzanares o Fandiño y otros más acordes con el sentir del público como 'El Fandi' o 'El Cordobés'

Finalmente, la plaza de El Plantío sigue en su sitio y este año volverá a acoger los espectáculos taurinos programados para las fiestas de San Pedro y San Pablo. - Foto: Valdivielso

La última no fue tal, aunque lo repitiéramos una y otra vez pues así se aseguraba desde el Ayuntamiento, por lo que toca volver a El Plantío para vivir una nueva Feria Taurina de Burgos. Sin Pabellón Arena y con el viento amenazando, una vez más, a la Fiesta, los festejos vuelven al coso burgalés que abrirá sus puertas para acoger un total de 10 espectáculos. De ellos, cuatro serán corridas de toros; dos novilladas con picadores; dos festejos de rejones; el ya tradicional Gran Prix para las peñas y un espectáculo ecuestre de la mano de los burgaleses Duende ecuestre. Una programación amplia, completa y «de calidad». Esto último según las palabras de Carlos Rodríguez, empresario del coso, que consiguió un nuevo año de adjudicación después de un concurso salpicado por las polémicas declaraciones de su rival en la liza, Carlos Zúñiga, quien amenazó con llevar al Consistorio burgalés a los tribunales. ¿Qué sería del invierno taurino burgalés sin estas historietas a las que, por desgracia, está tan acostumbrado el aficionado local que apenas ya repara en ellas?

La polémica siguió también con la confección de los carteles, puesto que la estupidez de un pliego cerrado ha impedido al empresario anunciar a un diestro del interés de Saúl Jiménez Fortes, triunfador en Burgos el pasado año. Según los técnicos, no se ajustaba a las condiciones, así que se repite a El Fandi, que es legal y todo arreglado. Más sangrante fue el caso del rejoneador burgalés Óscar Borjas quien no podrá tomar la alternativa en la Feria de su tierra porque su cartel tampoco cumplía con los requisitos legales. «No ha habido veto», apuntó el alcalde de la ciudad, Javier Lacalle. Pero, con veto o sin él, Borjas está anunciado fuera del abono y sin alternativa. Quien tampoco está es el novillero burgalés Iván Chávarri, El Chava, porque «no tiene la experiencia necesaria» para esta plaza, según el empresario. El briviescano lo niega y asegura que sus problemas con la empresa vienen de atrás «por exigir» que cumplieran lo pactado. El caso es que tampoco está en su Feria.

Una vez superados todos los escollos, que no han sido pocos, la empresa Iniciativas Taurinas ha confeccionado un serial que, de momento, ha conseguido atraer a más abonados que años anteriores, lo cual siempre es positivo para Burgos y para la Feria.

El abono comienza hoy con un aliciente claro: los toros de la tierra. En el vigésimo aniversario de la ganadería, Antonio Bañuelos vuelve a El Plantío con la ilusión y responsabilidad de siempre. Burgos espera mucho de su paisano que, en los últimos años, no ha tenido la regularidad deseada. El Cid, quien no está en su mejor momento; El Fandi, ídolo de los tendidos de sol, y Sebastián Castella, que siempre tiene una cita puntual con el triunfo en la capital, serán los encargados de lidiar uno de los platos fuertes del abono.

Para mañana, rejones. Sorprende que el día grande las fiestas el cartel no sea una corrida de toros. Habrá que esperar para saber si el público responde, aunque el cartel lo merece: Pablo Hermoso de Mendoza, Sergio Galán y Joao Moura Jr. matarán una corrida de La Castilleja.

El lunes el protagonismo absoluto recae sobre Manuel Díaz, El Cordobés, que regresa a Burgos para celebrar su cumpleaños con su «gente», como él siempre dice. El de Arganda del Rey llegará tras hacer un esfuerzo sobrehumano para superar una cornada que recibió hace apenas 15 días en Marbella. Pero, como él mismo ha subrayado, «quería estar en Burgos». Junto a él, Miguel Abellán, que vuelve a su segunda casa, puesto que su familia materna es burgalesa, y lo hace, además, después de cosechar una valerosa actuación en Madrid donde consiguió cortar una oreja gracias a su pundonor; y la segunda tarde de El Fandi. Lidiarán una corrida de Zalduendo.

El día 1 llegará el festejo que muchos señalan como el más rematado de la Feria. Dos figuras, una veterana como Ponce, que, pese a los 25 años de alternativa, sigue con la misma ambición; y otra en pleno apogeo de su carrera como Manzanares, harán el paseíllo junto al diestro de la tierra, Morenito de Aranda, que el pasado año salió a hombros de su compromiso en El Plantío y que quiere repetir el triunfo.

El día 2 finalizarán los festejos mayores, la base del abono, con una corrida de Alcurrucén que será lidiada y estoqueada por Juan José Padilla, otro de los ídolos de las peñas; Sebastian Castella, en su segundo paseíllo en el serial; y el vasco Iván Fandiño.