scorecardresearch

El CGPJ expulsa a un juez sancionado en decenas de ocasiones

EFE
-

El Pleno considera que el magistrado Arce cometía una falta muy grave de desatención en el cumplimiento de sus deberes judiciales, puesto que dictaba una media de tres sentencias al mes cuando la normal está en 240 al año

Fachada del edificio del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en Madrid (España) a 18 de octubre de 2020. - Foto: Jesús Hellín Europa Press

El pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordado este jueves expulsar de la carrera al juez Manuel Arce por una falta muy grave de desatención e incumplimiento de deberes, tras ser sancionado en una decena de ocasiones en los últimos años.

Catorce vocales han votado a favor de su expulsión y siete en contra, según han informado fuentes del CGPJ.

La última sanción que pesaba sobre él -y que no se había ejecutado porque había recurrido ante el Tribunal Supremo- era de tres años de suspensión, el máximo castigo posible antes de la expulsión.

Si de media un juez dicta 240 sentencias al año, Arce firmaba tres al mes, apuntan las fuentes consultadas.

Tras ser sancionado debía concursar para conseguir destino y desde mediados de 2019 estaba al frente del juzgado de primera instancia número 5 de Tarragona, pero cuando se le abrió el último expediente disciplinario quedó ya cautelarmente suspendido.

Son numerosas los expedientes y las sanciones que pesan sobre él. En 2010, cuando era juez de lo contencioso-administrativo de la Audiencia Nacional, el CGPJ lo suspendió temporalmente tras abrirle un expediente de jubilación por incapacidad. Acumulaba entonces cerca de quinientas resoluciones pendientes de dictar

Perdió la plaza en la Audiencia Nacional y llegó a un juzgado de Barakaldo (Bizkaia), donde en 2013 se le abrió otro expediente por retrasos y dejación de funciones. De ahí pasó a Almería, donde volvió a ser sancionado.

En 2018 el Supremo preguntó Constitucional qué hacer con los jueces que eran suspendidos y que una vez cumplida su sanción, cuando solicitan su reingreso a la carrera judicial, eran considerados no aptos por el CGPJ.

Tras la pregunta se encontraba el caso del juez Arce, que acabó reincorporándose a la carrera.