Firmas por la jornada continua en los colegios concertados

C.M.
-

Tienen «cerca de 3.000» de centros de la capital y la provincia, que enviarán el lunes a las consejerías de Sanidad y Educación. Piden un cambio «extraordinario y revisable» por la covid

La jornada partida es la seña de identidad de estos centros pero el cambio sería excepcional por la pandemia. - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

Las familias de los centros concertados de la capital y de la provincia se han agrupado en una plataforma y han recogido «cerca de 3.000 firmas» con las que avalarán la petición a la Junta de implantar de manera extraordinaria la «jornada continua revisable por trimestres» durante el tiempo que dure la pandemia. Las presentarán el lunes a la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y a la de Educación, Rocío Lucas, junto a un escrito en el que exponen las razones de esta petición.
A comienzos de septiembre el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, dejaba la puerta abierta a cambios en la jornada educativa pero la semana pasada advirtió de que no se estudiaría la petición de partida a continua que viniera de los padres y madres (se presentaron seis en toda la región) sino solo las solicitadas por las direcciones de los centros y que incluyan un proceso de votación a las familias. 
Cabe recordar que existe un procedimiento regulado para que los centros educativos cambien la jornada, que pasa por acordar el inicio del procedimiento por mayoría en el consejo escolar. Posteriormente, el director del centro comunica la decisión a la Dirección Provincial de Educación del inicio del mismo durante el mes de octubre. El siguiente paso es la elaboración del Proyecto de Modificación de Jornada Escolar (horario, jornada escolar actividades extraescolares), tras el cual se someterá a la votación de las familias. Para que la modificación se considere aprobada deberá participar en la consulta un mínimo de dos tercios del total del censo y dar su conformidad dos tercios de los participantes. «No nos sirve el procedimiento ordinario, dado que con la tramitación que supone no se implantaría hasta el próximo curso. Pedimos uno extraordinario inmediato por la pandemia como se ha hecho en Aragón y Navarra y revisable», aseguran Marta Martínez y Carmen García, que ponen voz al grupo de las familias. 
Pertenecen a la Salle, Maristas, Jesuitas, Campolara o Claret (Aranda) y consideran que con un horario continuado se minimizarían el riesgo de contagio por la pandemia.