scorecardresearch
Vladimir V. Laredo

Petisoperías

Vladimir V. Laredo


Parques y recreos

20/04/2022

No sé ustedes, pero esta pasada Semana Santa yo he sido de los que han respondido «Nada» a la tan manida pregunta sobre qué es lo que iba a hacer en los días festivos. Creo que ya hablé de esto en alguna otra ocasión, así que no voy a abundar en ello. Pero ténganlo claro: se puede estar de vacaciones sin tener uno que irse a ningún lado, que ya se podía también antes de la pandemia.

Bueno, el caso es que, como la semana pasada fue, climatológicamente hablando, bastante agradable en general, dediqué gran parte de mi tiempo libre a pasear sin rumbo, tan solo fijándome en la cantidad de metros (y kilómetros) recorridos, en un esperanzador esfuerzo por dejar atrás los kilos de más acumulados en el invierno. Así, me adentré en el que es el pulmón de nuestra ciudad, el Parque de Fuentes Blancas, ese que cada vez que le digo a alguien de fuera que es parte de nuestro Burgos, alucinan bastante. Yo no sé si ustedes conocen una comedia llamada Parks And Recreations. En ella, hace ya algunos años, se contaban, en clave de comedia, las vicisitudes de una serie de empleados públicos de una ciudad estadounidense en su afán por conseguir que sus convecinos tuvieran una experiencia vital mejor en su entorno. Tenía momentos chuscos, pero en general era bienintencionada y casi siempre muy divertida.

Cuando uno ve este tipo de series, tiende a pensar cómo de similar será esa ficción a la realidad. Y qué quieren que les diga, lo mismo que cuando las cosas van mal, se dicen, cuando algo está bien, pues también. Quiero agradecer desde aquí el buen hacer de todos los implicados en que los Parques y Recreos burgaleses se encuentren en buen estado. Todo es mejorable, esto es cierto, pero da gusto ver las cuadrillas de obras trabajando en los nuevos trazados alrededor de la playa de Fuentes Blancas, repintando y barnizando los bancos de madera del Paseo de La Quinta y del Bulevar ferroviario. En fin, agradecer a todos los trabajadores y trabajadoras que cuidan los jardines, y todo lo que hace que pasear por este paraje sea un verdadero placer. Salvo a la gente que no sabe que se camina por la derecha o se plantan en medio de los caminos estorbando. A esos no. Pero a los demás, gracias. @VladimirConV