scorecardresearch

Se enfrentan a ocho años de cárcel por tráfico de anfetaminas

F.L.D.
-

La Policía Nacional sorprendió a tres individuos en pleno intercambio de droga en una calle de Gamonal y en el posterior registro a sus domicilios hallaron cerca de un kilo de esta sustancia, así como 168 gramos de resina de cannabis

El consumo de sustancias químicas se ha disparado en los últimos años. - Foto: Alberto Rodrigo

En la Comisaría Provincial tienen declarada la guerra a las drogas de diseño. La plantilla de la Brigada de Estupefacientes se ha duplicado en los últimos dos años y han sido varias las incautaciones de sustancias como el speed o el MDMA, así como la desarticulación de puntos negros. En uno de los operativos llevados a cabo este 2022 sorprendieron a tres personas en pleno intercambio de droga en Gamonal. En los posteriores registros, encontraron casi un kilo de anfetamina, 168 gramos de cannabis y restos de cocaína. También hallaron material para el pesaje y la distribución. El próximo otoño se sentarán en el banquillo de la Audiencia Provincial acusados de un delito de tráfico de sustancias por el que se enfrentan a ocho años de cárcel cada uno. 

La operación se remonta a enero de este mismo año, según el escrito de acusación del Ministerio Fiscal. A oídos de los 'estupas' de la Policía Nacional había llegado el rumor de que S.A.S.C. se dedicaba a la venta de droga en la ciudad. Por este motivo, decidieron establecer un dispositivo de seguimientos. En la primera vigilancia confirmaron sus sospechas, pues una patrulla vio cómo entregaba un 'pollo' a un cliente en plena calle. Tras intervenirla, comprobaron que se trataba de anfetamina. 

Unas semanas después, ya en el mes de febrero, siguieron a S.A.S.C. tras salir de su trabajo en una empresa del alfoz. Desde allí se dirigió en un coche a la avenida del Cid. Tras unos minutos esperando en el interior del habitáculo, bajó su hermano M.A.S.C., quien le acompañó en un trayecto hasta Gamonal. Después de una breve parada en Severo Ochoa, se dirigieron a Farmacéutico Obdulio Fernández. 

La Fiscalía relata que allí se apeó del choche M.A.S.C., mientras que el otro de los hermanos se mantuvo en el interior con el motor encendido y en «actitud de espera». En ese momento apareció el tercero de los acusados, A.G.R., quien tras una breve conversación entregó una bolsa de plástico blanca que tenía en el interior de su cazadora. 

M.A.S.C. ocultó el envoltorio entre sus ropas, volvió al vehículo y abandonaron el lugar. Sin embargo, a escasos metros de allí, en la calle San Roque, la patrulla de la Policía Nacional les dio el alto. En el cacheo intervinieron la bolsa que, una vez analizada, contenía 483,2 gramos de anfetamina con una pureza del 15,99%. 

El Juzgado de Instrucción número 4 de Burgos autorizó el registro de los domicilios de los tres procesados. En el de A.G.R. encontraron 124,5 gramos de anfetamina ocultos en el congelador, así como una báscula de precisión y 500 euros en efectivo. En el de S.A.S.C. otros 102 gramos de esta sustancia, recortes de plástico y dos carabinas de perdigones. Por último, en el de su hermano 168 gramos de resina de cannabis y restos de cocaína. El valor en el mercado de esta droga supera los 21.000 euros.