scorecardresearch

Villafría sigue sin rumbo tras 30 millones de dinero público

H.J.
-

La CNMC ya estimó en 2012 que las administraciones autonómica y local habían aportado más de 20. Esas ayudas siguieron hasta 2015 y volvieron en 2018 con otra inyección que ahora acaba

Villafría sigue sin rumbo tras 30 millones de dinero público

El presidente de Air Nostrum, Carlos Bertomeu, competía con el entonces alcalde, Javier Lacalle y con los concejales Daniel de la Rosa y Vicente Marañón por ver quién exhibía la sonrisa más amplia. Era mayo de 2018, en una sala del Fórum Evolución, y la filial regional de Iberia anunciaba su regreso al aeropuerto de Villafría después de mucho tiempo sin vuelos a cambio de un contrato de patrocinio que costearían las arcas municipales a razón de 1,2 millones de euros anuales. Prometía recuperar «a pico y pala» el prestigio de Burgos como destino, dañado tras fiascos como los de León Air o Good Fly que costaron muchos disgustos y muchos euros. Pocos días más tarde, el 1 de junio, volvían los abrazos y los besos de despedida a la terminal que había padecido meses de silencio, 36 personas aterrizaban procedentes de Barcelona y 45 partían hacia la Ciudad Condal, entre ellos algunos con cierto toque exótico, como el nadador David Meca o un matrimonio californiano que habían dicho «basta» en su intento de completar el Camino de Santiago.

Tres años y poco después, con una pandemia de por medio, los resultados del esfuerzo público no han sido los esperados y el Consejo de Administración de Promueve decidió el pasado lunes la no renovación del contrato. La exigencia de mejores horarios y frecuencias y la aparente insatisfacción del equipo de Gobierno con los resultados conseguidos han dado al traste con el acuerdo.

Salvo que cuaje de manera sorpresiva algún nuevo intento, de momento la ciudad se quedaría sin vuelos comerciales a partir del 18 de diciembre. Seguirá la escuela de pilotos de FlyBy que tanto movimiento lleva generando desde hace meses en Villafría, pero no habrá una sola operación con billetes que pueda comprar el común de los burgaleses.

El aeropuerto sigue, por tanto, buscando su rumbo después de un esfuerzo multimillonario en promoción por parte de las administraciones públicas. Es imposible saber exactamente cuánto han gastado entre Junta, Ayuntamiento y Diputación porque la administración regional mantuvo durante años contratos confidenciales que impedían conocer los datos concretos, pero han sido muchos millones de euros.

la cnmc lo destapó. En el año 2012, la Comisión Nacional de Mercados y de la Competencia (CNMC) emitió un informe que no ha vuelto a repetirse con datos sobre los fondos públicos recibidos por las aerolíneas (fundamentalmente Air Nostrum y Ryanair, esta última únicamente desde Valladolid) como consecuencia de acuerdos de promoción comercial «con entes autonómicos e infraautonómicos». En aquel documento se le adjudicaban a Villafría 20,2 millones de euros, los mismos que los otros cuatro aeropuertos de la región.

El alcalde en aquella época, Javier Lacalle, dio por bueno que la Junta estaba dando 2,5 millones de euros al año para la promoción directa del aeropuerto de Burgos, a lo que habría que sumar los 450.000 que ponía el Consorcio para la Promoción de Villafría, financiado a partes iguales por las administraciones autonómica, provincial y local.

La Junta siguió apoyando a la compañía Air Nostrum tres años más, hasta que la crisis le obligó a renunciar en 2015, con cantidades que en el caso de Burgos rondaban el millón de euros, y lo mismo hizo el Consorcio hasta que se disolvió hace seis años y entonces, como ahora, se esfumaron los vuelos comerciales. El total rondaría los 25 millones, siempre partiendo de los cálculos de la CNMC.

Desde la recuperación de los vuelos regulares a orillas del Arlanzón, en junio de 2018, los 1,2 millones de euros anuales se han traducido en un total de 3,6. Y en conjunto, sumado a todo lo que se gastó anteriormente, hablaríamos de cerca de 30 millones de euros solo en apoyos públicos a las compañías a lo largo de los últimos 13 años, desde que Villafría se estrenó como aeropuerto civil en 2008.

(Más información en la edición de hoy en papel de Diario de Burgos)