scorecardresearch

El empleo se dispara con la mayor cifra de ocupados desde 2011

David Alonso
-

Castilla y León supera el millón de ocupados por primera vez desde 2019, anota la mejora cifra desde el año 2011 y sitúa la tasa de paro en el 10,1% tras de bajar el paro en 8.700 personas

El sector servicios anota la cifra más alta de la serie histórica. - Foto: Rueda Villaverde

El mercado laboral de Castilla y León sigue ajeno a la tormenta perfecta desatada por la crisis inflacionaria y la guerra de Ucrania, y sigue dejando buenas noticias a cada cifra que se conoce. La última, la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre del año, devuelve a la Comunidad al millón de ocupados, 1,007 concretamente, y permite romper un 'techo de cristal' que llevaba intacto desde mediados del 2019. No obstante, el dato ofrecido ayer por el INE es mucho más que eso, ya que supone el número más alto de ocupados en Castilla y León desde el tercer trimestre de 2011, cuando el marcador escaló hasta los 1,012 millones. Un avance superior a los 20.000 ocupados respecto al mes de marzo y de cerca de 50.000 respecto a hace un año. 

Tirón espoleado por el sector servicios, que estira su volumen de ocupados hasta los 717.000 y anota la cifra más alta de la serie histórica. La agricultura también mejoró sus datos, hasta los 72.000 ocupados, mientras que industria (153.400) y construcción (64.900) mantienen su tendencia bajista iniciada hace varios trimestres.

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, aseguró ante estos números que es «muy importante» que la Comunidad haya recuperado en menos de tres años el millón de ocupados, y destacó que «creamos empleo, no solo tenemos más ocupados, sino que hay más activos». «Bajamos en todas las provincias y sectores, y en el colectivo femenino tenemos la cifra de ocupados y la tasa de actividad más alta de la serie histórica y la mejor tasa de paro de los últimos quince años», concluyó.

 Desde la UGT reconocieron que las cifras son «alentadoras», aunque advirtió que no ocurre lo mismo con las previsiones económicas, dada la incertidumbre que provoca la elevada inflación y el incremento de los tipos de interés.  Por último, CEOE consideró que «hay que mantener la cautela, más aún en un contexto de revisión a la baja de las expectativas de crecimiento económico».

Más activos y menos parados

Todo ello en un contexto en el que los activos siguen creciendo después del descalabro producido durante la pandemia, y al cierre del mes de marzo estaban ya en 1,122 millones, casi 120.000 más que hace un año. No obstante, esta mejoría no permite a la Comunidad recuperar la cifra de activos existente antes de la explosión de la covid-19. Además, el número de desempleados en Castilla y León bajó en 8.700 personas, es decir un siete por ciento respecto al trimestre anterior, lo que sitúa el número de parados en 114.300, el 10,1 por ciento de la población activa. Con estos números, la Comunidad consigue la tasa de paro más baja desde el tercer trimestre de 2008.