scorecardresearch

A un solo paso del 'top 10'

Agencias
-

Con su victoria en el Masters 1.000 de Miami, Carlos Alcaraz sube en la ATP y ya es 'número 11' del mundo

A un solo paso del ‘top 10’ - Foto: ERIK S. LESSER

Lo dijo, no hace mucho («Quiero ser 'número uno' del mundo») y va camino de conseguirlo. Carlos Alcaraz subió ayer cinco posiciones y ya ocupa el '11' del 'ranking' ATP, su mejor clasificación histórica, después de conquistar el pasado domingo en Miami su primer título de Masters 1.000 al vencer en la final al noruego Casper Ruud.

El murciano se confirmó como la gran sensación del circuito, subiendo de manera meteórica desde el 'número 132' a estas alturas del año pasado hasta rozar el 'Top 10'. Con sus semifinales en Indian Wells, donde solo Rafa Nadal pudo frenarle, y su trofeo en Miami, el de El Palmar ha mostrado su carta de presentación.

Así, se confirma, con 3.411 puntos, como el 'número 11' del mundo, a tan solo 29 del británico Cameron Norrie, y como segundo mejor español solo por detrás de Nadal, que baja una posición hasta la cuarta (7.115 puntos) debido a su inactividad por la lesión que padece.

El alemán Alexander Zverev (7.195) aventaja al balear y copa el último puesto de un podio que corona el serbio Novak Djokovic (8.420) y en el que es segundo el ruso Daniil Medvedev (8.410).

Tras ellos, Nadal es cuarto, el griego Stefanos Tsitsipas (5.980) ocupa la quinta plaza, el italiano Matteo Berrettini (4.945) la sexta y Casper Ruud emerge hasta la séptima (4.380), desplazando al ruso Andrey Rublev (4.375). El canadiense Felix Auger-Aliassime (3.625) y Norrie cierran el 'Top 10'. Entre el resto de españoles, Pablo Carreño asciende al 'número 17' tras mejorar dos posiciones, las que baja Roberto Bautista hasta el '19'. Albert Ramos sube dos puestos (33) y Alejandro Davidovich los baja (45) y se queda justo por delante de Pedro Martínez (46), que mejora uno. Por su parte, Pablo Andújar desciende seis (73).

Por otro lado, Carlos Alcaraz llegó ayer a Madrid donde le esperaban muchos seguidores. 

«Al final estoy cumpliendo mi sueño. Lo tengo claro. Debo seguir trabajando. Soy muy cercano, de familia, amigos, de estar en casa. Y gracias a ellos no le doy  más importancia que la que tiene a lo que estoy consiguiendo. Cuando voy a casa me relajo, desconecto, me voy con los amigos. Me divierto, me río y gracias a todos esos momentos y a ellos es por lo que estoy aquí. Soy un chico de 18 años», comentó.

Eso sí, la ambición no deja de crecer. Ahora se ha puesto una nueva meta: ganar un Grand Slam. Así, confesó estar preparado:«Soy ambicioso, no tengo miedo a las grandes cosas y para nada siento vértigo por lo que viene».

Badosa, en el podio

Mientras, en la clasificación femenina, la retirada de la australiana Ashleigh Barty y su salida voluntaria de la clasificación propicia un nuevo podio mundial en el que debuta en lo más alto la polaca Iga Swiatek, seguida de la checa Barbora Krejcikova y de Paula Badosa.