scorecardresearch

Las camisetas a favor de Ucrania aún se venden esta semana

CÉSAR CEINOS
-

Cuesta 8 euros y todos los beneficios de la venta serán entregados a la plataforma encargada de canalizar los fondos obtenidos. «Queremos que llegue al mayor número de vecinos», comenta el presidente de la patronal de hostelería, Fernando de la Varga

La camiseta cuesta 8 euros y todos los beneficios de la venta serán entregados a Burgos con Ucrania, que será la plataforma encargada de canalizar los fondos obtenidos. - Foto: Christian Castrillo

La campaña de la hostelería burgalesa para recaudar dinero en beneficio de los desplazados por la guerra de Ucrania continuará durante los próximos días. «Queremos que llegue al mayor número de vecinos», comenta el presidente de la patronal Fernando de la Varga.

Todo aquél que lo desee podrá acercarse hasta los establecimientos Vermutería Victoria, Terraza de la Bóveda y El Soportal y comprar la camiseta de esta iniciativa solidaria. Es de color negro y lleva impreso el lema 'Burgos con Ucrania' sobre la bandera del país de Europa del Este atacado por Rusia. El diseño se completa con las agujas de la Catedral y una paloma de la paz. Cuesta 8 euros y todos los beneficios de la venta serán entregados a Burgos con Ucrania, que será la plataforma encargada de canalizar los fondos obtenidos.

Las personas que hayan alternado durante los últimos días por la capital ya han visto la prenda puesto que muchos camareros la han llevado puesta mientras trabajaban. La que se vende al público en general es idéntica.

Luces y sombras. De la Varga asegura que el gremio respalda esta iniciativa solidaria -«especialmente los de la zona turística del centro de Burgos», agrega-, pero admite que la clientela no se sumó de la manera que habían previsto. Achaca este hecho a que la campaña está orientada al público local y no a los turistas que vinieron en Semana Santa. «No estaba dirigida expresamente a la gente que viene de fuera», manifiesta. Por ello, espera que durante los próximos días, cuando los vecinos sean mayoría por los bares y restaurantes de la capital, la solidaridad de los burgaleses se relance.