scorecardresearch

Autoescuelas sin profesores al dilatarse la oferta de plazas

F.L.D.
-

Aún está pendiente de resolver la convocatoria de 2019 y los candidatos que superaron las pruebas llevan esperando casi dos años para la formación

Estiman que en Burgos hacen falta una decena de formadores. - Foto: Luis López Araico

Tras superar exámenes de las dos primeras fases de selección, los candidatos a conseguir plaza para ser profesor de autoescuela llevan dos años esperando para iniciar el último paso formativo. Más allá del retraso, protestan, lo que está causándoles más perjuicio es la falta de información sobre cuándo podrán comenzar el proceso. Mientras las autoescuelas, e incluso la propia Dirección General de Tráfico, reconocen la falta de formadores. 

Desde la Asociación Provincial de Autoescuelas de Burgos indican que a día de hoy hacen falta cerca de una decena de profesores. «Los cursos de formación presencial, que son el último paso para acceder, llevan parados mucho tiempo. Desde la Jefatura Provincial de Tráfico no nos dicen ni cuándo se retomarán, ni de qué manera. En ocasiones se ha hablado de manera extraoficial que podría ser en junio, pero no me lo creo», señala el presidente del colectivo, Ramón Gutiérrez. 

Se da la circunstancia de que actualmente hay dos procesos de formación de profesores de autoescuela en marcha, la de 2019 y la de 2020. Además, está previsto que se inicie una tercera convocatoria. El problema es que la de hace dos años está enquistada. Desde la Jefatura Provincial de Tráfico señalan que la pandemia afectó de lleno y ha ido retrasando el resto de fases. 

La segunda evaluación de este curso se realizó el 22 de noviembre de 2021 y dos meses después se publicaron los resultados provisionales. Se abrió plazo de alegaciones que aún no ha concluido y, por tanto, no hay lista de aprobados definitivos. En Burgos, si este periodo no cambia nada, hay dos personas que han superado la fase y que acudirían al curso presencial, último paso para poder convertirse en profesores.

Examinadores. Las autoescuelas ponen al mismo nivel de importancia la incorporación de examinadores a la plantilla de la Jefatura de Tráfico. «Es urgente porque actualmente hay una persona que no puede examinar de todos los permisos de conducir», advierte Gutiérrez, quien además alerta de que otro está a punto de jubilarse. «Consideramos que es escasa la plantilla que hay a día de hoy».

Y es que, recuerda, la de Burgos es una jefatura que ha contado con ocho examinadores y que en los últimos años ha perdido dos. «Si ya de por sí nos parecen pocos seis, si encima uno de ellos no puede supervisar todos los permisos parece evidente que hay un problema», añade el presidente de la Asociación Provincial de Autoescuelas. 

Ramón Gutiérrez reconoce, eso sí, que la espera de alumnos que se examinan de la prueba práctica del carné de conducir es menor que en otras provincias, donde se producen auténticos colapsos. No obstante, considera necesaria la incorporación de personal.