Decepción e indignación en partidos y sindicatos por el 10-N

SPC - S.G.
-

Partido Popular, Ciudadanos y Podemos señalan a Pedro Sánchez como el principal culpable de la nueva convocatoria de elecciones, mientras que el PSOE reparte las responsabilidades entre todos

Pedro Sánchez, en la presentación de la propuesta abierta de ‘Programa común progresista’ a principios de mes. - Foto: Juan Lázaro (Ical)

La repetición electoral, la cuarta convocatoria en apenas cuatro años, ha levantado una oleada de indignación y decepción entre los ciudadanos. Partidos políticos y agentes sociales expresaron ayer este malestar e hicieron un llamamiento para que cuanto antes acabe esta situación de interinidad y se pueda formar un Gobierno estable en España. Eso sí, casi todos señalaron con el dedo acusador a Pedro Sánchez, presidente en funcines del Gobierno, como culpable de este nuevo fracaso, con la excepción del PSOE que reparte la responsabilidad entre todos.
El presidente de la Junta y del PP autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, señaló directamente a Sánchez como culpable de la situación de «interinidad» que atraviesa España y de haber abocado al país a a unas nuevas elecciones. A pesar de ello, se mostró proclive a «sumar, aunar e integrar voluntades» con el objetivo de haya un Gobierno «en plenitud de funciones» con capacidad para resolver problemas como el de la financiación autonómica o la llegada de los 440 millones que debe a Castilla y León.
Mañueco volvió a denunciar con preocupación que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, rechace reunirse con él y convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera mientras recibe a presidentes de otras autonomías.
«Yo creo en el diálogo, el acuerdo y el entendimiento y presido un Gobierno leal y exigente y eso vamos a continuar haciendo», dijo.
En este sentido, trasladó que es necesario escuchar «la voz de la calle», ya que los ciudadanos piden a los políticos que «estén a la altura de las circunstancias y que tengan capacidad de integración», tal y como ha ocurrido en la Comunidad, donde PP y Cs han dejado al lado sus intereses partidistas y personales en beneficio de los ciudadanos.
También Luis Fuentes, presidente de las Cortes y dirigente de Ciudadanos, aseguró que «Sánchez quiere ir a unas elecciones», algo que «ha querido desde el primer momento, desde el propio 28 de abril». El político naranja cree que aún estaríamos a tiempo de «no abocar a la ciudadanía a unas nuevas elecciones, si Pedro Sánchez rectifica, vuelve al constitucionalismo y deja de lado a ‘filoetarras’, independentistas y populistas».
Fuentes defendió la propuesta de última hora de Rivera, ya que «en un momento complicado para la economía, es una decisión responsable y de estado para desbloquear una situación que se hacía absolutamente insostenible tras cinco meses sin gobierno y los seis que quedarán por delante».
Pablo Fernández, secretario autonómico de Podemos, también señaló al presidente y lamentó que «Pedro Sánchez haya cometido una irresponsabilidad que ha abocado al país en unas nuevas elecciones, algo que tan solo quería la CEOE y el Círculo de Empresarios».
El dirigente morado, que avanzó que la formación «repetirá las mismas listas» que en los últimos comicios generales, criticó que Pedro Sánchez, «en vez de haber hecho todo lo posible por llegar a un gobierno de izquierdas», ha hecho «todo lo contrario en una falta de responsabilidad ciudadana». Por ello, señaló a Podemos como «el único partido coherente», según informa Ical.
La vicesecretaria autonómica del PSOE, Virginia Barcones, fue la única que ofreció una versión diferente. «Ni todo es blanco, ni todo es negro, ni nadie tiene el 100 por 100 de la culpa, ni nadie está exento de ella», afirmó.
Barcones insistió en que los socialistas no querían otras elecciones, después de que en abril fueran los «clarísimos ganadores» y remarcó que su objetivo era formar un gobierno de «progreso». «hemos hecho todo lo posible», insistió, pero con la premisa de que fuera «estable, fuerte y que pusiera rumbo al futuro y al progreso del país» y pidió explicaciones a Podemos, PP y Cs.
Sindicatos y patronal.

Los agentes sociales y económicos también mostraron su decepción. Vicente Andrés, secretario autonómico de CCOO, lamentó que dos partidos «de la misma ideología no lleguen a acuerdos» y haya que repetir las elecciones. «Los trabajadores no entienden el empantanamiento de la negociación para formar Gobierno», argumentó.
El secretario regional de UGT, Faustino Temprano, afirmó que su organización «no va a buscar ni culpables ni inocentes», pero subrayó que sí van a pedir a todos los partidos políticos que haya «programas muy claritos». También lamentó la «oportunidad histórica perdida» para que hubiera un Ejecutivo que avanzara en la recuperación de los derechos de los trabajadores.
Finalmente, la patronal Cecale reclamó un futuro Gobierno «estable» que dé «certidumbre», que apoye a las empresas y sea capaz de revertir los signos de desaceleración aparecidos en el segundo trimestre.