scorecardresearch

72 horas más de arresto del detenido de Traspinedo

SPC
-

La Guardia Civil realiza una nueva inspección de la vivienda del sospechoso en búsqueda de más indicios o pistas que puedan aportar datos sobre la desaparición de Esther López

Registro del domicilio del detenido por la desaparición de Esther López. - Foto: Leticia Pérez (ical)

El Juzgado de Instrucción número 5 de Valladolid acordó mantener la situación de detención durante 72 horas más de R.C, detenido el pasado sábado por su presunta implicación en la desaparición de Esther López, según la información facilitada por el TSJ y recogida por Europa Press. Las actuaciones han sido declaradas secretas por la titular del referido juzgado, ante el cual el investigado se acogió a su derecho de no declarar durante una comparecencia de no más de diez minutos en la que el fiscal pidió mantener la situación de detención otras 72 horas más, con la oposición abierta de su defensa, que entiende que «no hay elementos» para ello y que, además, mostró su malestar por el hecho de no haber sido informada de ningún dato de la investigación.

R.C, de 48 años, vecino de la misma localidad donde reside la desaparecida, mantuvo a primera hora de la mañana un encuentro con su abogada en los calabozos de la Comandancia de la Guardia Civil en Valladolid, donde, pese a su negativa a prestar declaración ante los agentes del Instituto Armado, sí aseguró a la letrada que no está implicado en la desaparición forzosa de la joven de 35 años, de la que no se tienen noticias desde el día 12 del mismo mes. «Jura y perjura que es inocente. Está agotado pero sigue en sus trece, y yo le creo porque le conozco desde hace quince años y no le veo capaz de una cosa así», mantuvo en declaraciones la letrada Lorena Iglesias.

En su breve encuentro a las 01.00 horas de ayer en dependencias de la Guardia Civil, el detenido por la desaparición también indicó a su abogada que conocía a la desaparecida y le trasmitió la imposibilidad de hacerle nada malo. «¡Cómo le iba a hacer yo una cosa así?», indica la abogada que el sospechoso le aseguró en la reunión.

Huelga de hambre

Por tal motivo, el detenido, al considerar «totalmente injusta» su situación y verse como «presa fácil» para ser incriminado por la desaparición de Esther López, R.C. inició una huelga de hambre, ya que se niega a ingerir alimentos y agua, por lo que fue trasladado al hospital para recibir suero.

Pese al incidente registrado hace ahora un año y medio en el restaurante 'La Maña' de la localidad vallisoletana de Traspinedo durante una pelea en la que R.C. esgrimió un cuchillo, «donde el que recibió todas las tortas fue él», un asunto que sigue en el Juzgado de Instrucción 6, su abogada precisó que el detenido «solo cuenta con antecedentes policiales por distintos motivos pero no con antecedentes penales porque nunca ha sido condenado».

Por su parte, antes de pasar a disposición judicial, los agentes de la Guardia Civil volvieron a conducir a primera hora de la mañana de ayer al investigado hasta su vivienda en Traspinedo para asistir a una nueva inspección del domicilio en búsqueda de indicios o pistas que puedan aportar datos sobre los hechos que pudieron desembocar en la desaparición de Esther López. Finalmente, sobre las 11.50 horas, un furgón de la Guardia Civil sacó a R.C. de su domicilio para proceder a su puesta a disposición judicial. Asimismo, las pesquisas también han continuado en el entorno del río Duero, en la zona de la confluencia con el canal situada a unos cientos de metros de la vivienda del detenido, con el trabajo en el agua de los Geas y el apoyo desde el aire de la unidad de drones.