scorecardresearch

Granada golea a Burgos en el panel cultural de la UE

R.P.B.
-

El triste puesto 47 de Burgos como urbe creativa en la clasificación publicada por la UE lastra sus opciones de cara a 2031. La urbe andaluza, única rival en esa carrera, es la española que mejores índices arroja, en el puesto 13

Ciudadanos en los exteriores del Museo de la Evolución Humana. - Foto: Alberto Rodrigo

El Himalaya. Más o menos esto es lo que tendría que escalar Burgos para posicionarse entre las primeras ciudades creativas europeas con similar población. Según el ránking recién publicado por la Comisión Europea, que analiza distintos indicadores entre un total de 57 urbes europeas de entre 100.000 y 250.000 habitantes, Burgos ocupa el puesto 49. Una posición nada honorable, máxime cuando las otras cinco ciudades españolas incluidas en el estudio se encuentran por encima de la cabeza de Castilla. Ítem más: de éstas, la que encabeza el listado patrio (ocupando el puesto 13 de la clasificación general) es nada más y nada menos que Granada, la ciudad con la que Burgos compite en la carrera por ser Capital Europea de la Cultura en 2031. Mal agüero, sin duda.

Este ‘Monitor de Ciudades Culturales y Creativas’ es una herramienta diseñada por la Comisión Europea para evaluar, comparar e impulsar el potencial creativo y cultural de las ciudades europeas. Se han analizado un total de 190 ciudades de 30 países europeos (más Noruega y Suiza con el siguiente criterio: 98 han sido o serán Capitales Europeas de la Cultura hasta 2019 o han sido preseleccionadas para convertirse en una una de ellas; 59 ciudades creativas según la Unesco; y 33 ciudades que albergan al menos dos festivales culturales internacionales.

El informe consta de tres índices de medición: la vitalidad cultural (que incluye los subcapítulos lugares e instalaciones culturales y participación cultural y atractivo); la economía creativa (que se subdivide en empleos creativos y basados en el conocimiento, propiedad intelectual e innovación y nuevos empleos en sectores creativos); y el ambiente propicio (que analiza capital humano y educación; apertura, tolerancia y confianza; conexiones locales e internacionales; y calidad del gobierno). El puesto 49 que ocupa Burgos viene del análisis de todos estos parámetros.
Yendo al detalle, se observa que en el capítulo de vitalidad cultural Burgos arroja un índice global de 19,9, media obtenida de los subíndices de lugares e instalaciones culturales (12,5) y participación cultural y atractivo (27,2). En este mismo apartado, Granada tiene un 37,7 por ciento, siendo la nota de lugares e instalaciones culturales del 39,1 y del 36,3 en participación cultural y atractivo.

En cuanto a economía creativa, también Granada tiene una clara ventaja sobre su competidora castellana. La nota global de Burgos en este medidor es de 10,5 mientras que la de la capital nazarí es de 15,3. Desentrañando los subíndices, estos son los datos que arroja el estudio de la Comisión Europea: en el capítulo de empleos creativos y basados en el conocimiento, Burgos obtiene 16,9 mientras que Granada llega al 24,4; en nuevos empleos en sectores creativos, la Cabeza de Castilla tiene 8.5 puntos mientras que la ciudad andaluza alcanza los 12,9; en el tercer subíndice, el que hace alusión a la propiedad intelectual y la innovación, Burgos se impone por poco a Granda: 3,7 por 1,9.

Ambiente propicio. Analizando la ‘letra pequeña’ del tercer indicador Burgos tampoco sale bien parada respeto de su competidora por la Capitalidad Cultural Europea de 2031. En capital humano y educación, la ciudad nazarí arrasa: 24,4 frente a 2,6; en el subíndice que alude a conexiones locales e internacionales, también se impone Granada (¡ay, el maldito y ansiado AVE, dirán muchos!; ¡ay, ese tren directo que se han dejado morir, dirán otros tantos!). Y del aeropuerto, ni hablamos: en lo que va de año el de Burgos ha registrado hasta septiembre 13.575 frente a los 943.834 que tuvo el de Granada. Los datos aquí son 14,7 por 11,6. Existe más igualdad en los dos último subíndices: apertura, tolerancia y confianza (32,4 de Burgos frente a los 33,1 de Granada) y calidad de gobierno, donde la capital castellana se impone a la andaluza: 42,3 frente a 33,2.

Según explica la Unión Europea, el estudio está diseñado para ayudar «a quienes desarrollan las políticas nacionales, regionales y municipales a identificar las fortalezas y oportunidades locales y comparar sus ciudades con centros urbanos similares utilizando datos cuantitativos y cualitativos». A nivel general, esto es, contemplando las 190 ciudades estudiadas, Barcelona y Madrid ocupan la novena y undécima posición en el ránking global de ciudades que más promueven la cultura y la creatividad en la Unión Europea. La clasificación global la encabeza París, seguida de Múnich, Londres y Milán.

(Consulte la clasificación completa y la comparativa de Burgos y Granada en nuestra edición impresa)