NSR estudia ampliar la producción en Aranda Coated Solutions

Adrián del Campo
-

Los 40 trabajadores que tiene la fábrica del polígono de Prado Marina volvieron ayer a la actividad después del parón de la misma por el incendio sufrido hace ya casi un mes

Planta de Aranda Coated Solutions situada en el polígono industrial de Prado Marina. - Foto: J. C. Ontoria

Network Steel Resources (NSR) está estudiando la posibilidad de aumentar la producción en su fábrica de Aranda Coated Solutions. La planta ubicada en el polígono arandino de Prado Marina tiene actualmente una capacidad de producción de 90.000 toneladas de bobina prepintada al año, aunque normalmente salen de la factoría 80.000 toneladas anuales, y esta cantidad podría incrementarse próximamente. La razón es, según la empresa, la «fuerte» demanda que existe en el mercado.

En NSR no dan muchos más detalles sobre el posible aumento de la producción en Aranda Coated Solutions. No adelantan ni el porcentaje de incremento, ni la inversión a realizar ni si todo ello generaría un aumento de plantilla, es decir, nuevas contrataciones. En la compañía insisten en que la ampliación de esas 90.000 toneladas anuales está en fase de estudio aunque reconocen que las negociaciones suelen ir «rápido». Lo que sí afirman en Network Steel Resources es que si finalmente el incremento sale adelante, este será «duradero» y se estabilizará a lo largo de una «temporada importante».

La otra noticia relacionada con NSR es que la planta de Aranda Coated Solutions recuperó ayer su plena actividad. Lo hizo después de casi un mes parada por el incendio que sufrió el pasado 14 de mayo. De esta forma los 40 trabajadores que tiene la fábrica en Prado Marina volvieron este lunes al trabajo a las seis de la mañana. Desde ese momento la factoría recobró su «normalidad». En NSR declaran que el parón «ha durado apenas tres semanas» y que las pruebas realizadas la semana pasada, la del 3 al 9 de junio, han sido «satisfactorias».

El incendio sufrido por la planta de Aranda Coated Solutions el 14 de mayo afectó a una zona de equipamiento de extracción de gases, dañando sobre todo tuberías y parte de una turbina. En Network Steel Resources afirman que los desperfectos no «han sido muy cuantiosos» y que la producción no se ha visto resentida. Ha sido asumida por la planta gemela que tiene la empresa en Santander.

Ahora, con los 40 trabajadores de la fábrica de Aranda ya trabajando, en NSR destacan que el incendio demostró la eficiencia de la factoría en materia de seguridad. Los protocolos, remarcan en la compañía, y la alarma de detección temprana funcionaron «perfectamente» y gracias a ellos, insisten, no hubo que lamentar ningún daño entre los empleados de la planta de Prado Marina.