scorecardresearch

El Plantío, una fortaleza

ROBERTO MENA
-

El Burgos CF es uno de los mejores locales de LaLiga SmartBank y solo los tres primeros clasificados superan sus números. Las cifras en el remozado estadio municipal son muy superiores a las que tiene como visitante

La plantilla y el cuerpo técnico del Burgos CF celebra junto a su afición la victoria contra el Leganés el pasado domingo. - Foto: Alberto Rodrigo

El Plantío tiene un efecto revitalizante en las filas blanquinegras. Cual poción mágica, jugar en casa al abrigo de su afición hace que el Burgos se convierta en un equipo temible independientemente del rival que tenga enfrente. Equipos como el Real Valladolid, el Huesca, el Málaga o más recientemente el Leganés han caído goleados en el estadio castellano para algarabía de la ruidosa afición burgalesista.

Jugar en casa despierta a la fiera que lleva dentro la escuadra que dirige Julián Calero, lo que en ocasiones contrasta con las dificultades que encuentra el equipo cuando actúa como visitante.

Los números no mienten y en este caso corroboran una realidad que está permitiendo que el Burgos CF se haya asentado en la zona tibia de la tabla. Solo los tres primeros clasificados, el Almería, el Real Valladolid y el Eibar tienen mejores números que los blanquinegros en su feudo, lo que deja muy claro que el nivel que está exhibiendo la escuadra castellana como local está al alcance de pocos.

Asegura Calero en sus comparecencias que no existen diferencias palpables en los planteamientos del equipo cuando juega fuera o en casa.«No intentamos hacer algo diferente, pero es evidente que estamos mejor cuando jugados como locales», ha reconocido en más de una ocasión el entrenador de Parla. Pese a todo el comportamiento del equipo no es el mismo.

La afición. Tanto el cuerpo técnico como la plantilla están convencidos de que el gran ambiente que se vive en cada partido que el Burgos juega en El Plantío es una de las razones por las que el equipo rinde  a un mayor nivel en casa.

La simbiosis que existe entre la grada y el equipo es palpable en cada encuentro que se disputa a orillas del Arlanzón. La afición está enganchada y en todos los partidos aporta su granito de arena. La masa social blanquinegra es el activo más valioso que tiene el club y el regreso al fútbol profesional ha desatado una ilusión que era palpable en los últimos años de Segunda B, pese a que los resultados no acompañaban.

Los goles. En el apartado anotador el conjunto burgalés está también está a la altura de los mejores.En las primeras jornadas de Liga el gol parecía una de las asignaturas pendientes del conjunto de Julián Calero, aunque a estas alturas de temporada se ha demostrado que en los partidos de casa tiene pólvora y puntería.

El conjunto blanquinegro ha sido capaz de marcar 20 goles en 12 encuentros que ha disputado enEl Plantío.Solo en tres ocasiones el Burgos se ha quedado sin marcar delante de su gente y en dos de ellas los encuentros corresponden al primer tercio de la competición. El Eibar, el primer visitante de El Plantío, se llevó los puntos (0-1), contra Las Palmas el partido acabó 0-0, mientras que contra el Real Zaragoza se repitió el mismo resultado que contra el Eibar.

Si estos números corresponden al colectivo, las cifras individuales también varían dependiendo de dónde se juegue. Juanma ha logrado 7 de los 8 goles que ha marcado en El Plantío. Mientras que el otro máximo goleador del conjunto castellano, Pablo Valcarce, ha logrado 8 dianas y todas ellas han sido cuando el equipo ha jugado delante de su afición.

Mayor distancia. Ese buen comportamiento del equipo como local le permite estar en una desahogada posición después de que se hayan disputado 24 jornadas. El Burgos CF es undécimo y está justo en mitad de la tabla clasificatoria. Aunque el puesto es lo menos relevante en estos casos, ya que lo realmente importante es que tiene 9 puntos de ventaja con respecto a los puestos de descenso, que en estos momentos marca el Fuenlabrada, que viene de remontar y ganar a Las Palmas.

Aún quedan 18 encuentros para que concluya la competición liguera y el equipo debe mantener la guardia alta, pero sigue en la senda adecuada para alcanzar su objetivo.