scorecardresearch

Urgen el Mercado Norte para paliar el cierre del comercio

G. ARCE
-

Carnicerías y pescaderías alertan de que no pueden contener la subida de precios generalizada y se ofrecen para apoyar y asesorar al consumidor en estos momentos tan delicados

Félix Ortega, presidente de Mipesbur. - Foto: LUIS LÓPEZ ARAICO

La extraordinaria subida en los precios de la cesta de la compra ha sido la gota que ha colmado el vaso de las pequeñas carnicerías y pescaderías de Burgos. Negocios esenciales durante los confinamientos, han visto como la pandemia, los cambios de hábitos de consumo que ha propiciado y la desaparición del comercio minorista a pie de calle han alentado los cierres y las jubilaciones y han agravado su principal problema: la falta de relevo generacional.

Así lo advierten los presidentes de Mipesbur (pescaderías) y Grecabur (carnicerías), Félix Ortega y Miguel Ángel González, respectivamente, recientemente elegidos al frente de estas asociaciones con representación en la Federación de Empresarios de Comercio (FEC), así como en las federaciones regionales, nacionales y europeas de estos gremios.

Pescaderías y carnicerías están sufriendo en su cuenta de resultados el cierre del comercio tradicional a pie de calle de los últimos dos años y la progresiva falta y renovación de clientes que ese abandono propicia. "Necesitamos de proyectos como el nuevo Mercado Norte o el impulso del de Gamonal, porque estamos viendo que un comercio por sí solo es muy difícil que atraiga gente, máxime cuando te quedas sin tiendas, bares o quioscos a tu alrededor…".

Miguel Ángel González, presidente de Grecabur.Miguel Ángel González, presidente de Grecabur. - Foto: LUIS LÓPEZ ARAICO

Las medianas y grandes superficies han aumentado -si cabe- su competencia ante el cambio de hábitos de consumo impulsado por la crisis sanitaria. Ofrecen productos, horarios, ocio y facilidades de compra "a los que nosotros no podemos llegar, aunque no ofrezcan la misma calidad y el mismo trato que nosotros". "Y muchas veces somos nosotros nuestra propia competencia pues sabemos comprar y limpiar el pescado, las tendencias de venta y eso nos permite diferenciarnos de la compra a gran escala de los supermercados", reflexiona Félix Ortega, presidente de Mipesbur, colectivo que ha pasado a estar integrado por 60 negocios a los 8 actuales.

A los cambios de hábitos en el sector se ha sumado la crisis del IPC, de la que no pueden ser ajenos. Los precios suben e incluso, como ha ocurrido esta semana con las pescaderías, la huelga del transporte y el parón en los puertos por el coste insoportable con los carburantes ha tenido su reflejo en la casi total falta de pescado en los mostradores. "El salmón noruego o el bacalao, productos de importación han subido muchísimo, como también los congelados, elaborados o el mejillón. Pero hay un pescado del día a día, el de temporada, que ha entrado muy barato y se ha vendido muy bien hasta que se ha iniciado la huelga".

En las carnicerías intentan retener precios por su parte, pero ya avisan de próximas subidas en productos básicos como los huevos (30 céntimos más) o el pollo, por los altos costes de los piensos. Incluso hay granjas que se están vaciando y no reponen animales porque es inviable en las condiciones actuales. "No hay problemas de suministro pero sí habrá subidas...", advierte Miguel Ángel González.

Asimismo, Grecabur percibe un aumento del consumo de carne de segunda (para guisos, picada, hamburguesas…) y también de los despojos, aunque ya elaborados, "para abrir la bolsa y calentar en casa". Sube también todo lo relacionado con el embalaje, el papel, el cartón, el plástico, los brik, las latas...

"Contamos muchas penas en nuestro mostrador y eso ahuyenta a los jóvenes. Necesitamos transmitir alegría e ilusión con mostradores llenos, imaginativos y avanzados. Hay que vender ideas y local", reflexiona el presidente de Grecabur, que agrupa a 17 negocios en la actualidad aunque llegaron a superar los 50.

Formación Al margen de lo que manda la actualidad, que no es poco, ambos gremios continúan -bajo el paraguas de la FEC- con su apuesta por la formación. Las pescaderías están profundizando en el uso de las redes sociales y están a la espera de realizar alguna campaña de consumo siempre y cuando haya presupuesto. 

Grecabur se afana por la formación a sus asociados respecto a las nuevas tendencias y artes culinarios con la carne y sus cortes. En este sentido, el día 27 se va a realizar un taller de preparados innovadores con la maestra charcutera Ana París. No será el último, en próximas citas se analizará cómo se trabaja en Francia y se realizará un taller de escandallos, centrado en la mejora del margen comercial y los costes de estos negocios.