Se busca dueño para aldea abandonada

P. Velasco
-
Una de las propiedades singulares que se venden en la Comunidad. - Foto: Imagen cedida por ‘aldeasabandonadas.com’

Seis pueblos deshabitados de Segovia, Burgos, Salamanca y Ávila, con precios que van desde los 425.000 euros a los 6,8 millones, se encuentran a la venta junto a otras ochenta propiedades singulares

La búsqueda de la tranquilidad, la posibilidad de iniciar una nueva vida o la oportunidad de un negocio están detrás de las razones por las que muchos inversores apuestan por el medio rural y, en concreto, por propiedades singulares como fincas, cotos de caza, conventos, castillos o incluso aldeas abandonadas. Un mercado en auge, como reconocen desde una de las empresas líder del sector, la web aldeasabandonadas.com, que tiene entre los extranjeros el 80 por ciento de sus clientes, aunque advierten de que cada vez hay más jóvenes españoles que buscan «cambiar de aires» y dar un vuelco a su vida.
En la actualidad, en Castilla yLeón se ofertan en esta página seis aldeas abandonadas en las provincias de Segovia, Burgos, Salamanca y Ávila con precios que van desde los 425.000 euros a los 6,8 millones que cuesta una villa salmantina con 400 hectáreas de terreno y varias edificaciones compuestas por casas de guardeses, instalaciones hípicas, boxes y picadero. «La finca posee además 40.000 almendros y 50.000 olivos en producción»,según recoge el anuncio.
El estado de estos lugares marca la tasación del mismo, ya que entre la oferta se encuentran aldeas en ruinas, como una situada en la zona abulense de Pereguinos, y que vale 900.000 euros por 23 parcelas que miden en total 4.144 metros cuadrados, y otra, en esa misma provincia, con nueve casas en buen estado por 1,5 millones de euros.
La provincia burgalesa es otras de la que ofrece dos pueblos abandonados. Uno de ellos, por 425.000 euros tras rebajarse el precio, alberga 75 casas a reformar, mientras que el segundo, junto al río Ebro, cuenta con 200 hectáreas de finca de las que 55 son de cultivo y otras 155 de monte y pueblo. Otro conjunto rural con nueve casas está a la venta en Segovia con 7.000 metros cuadrados de finca y por un precio de 1,5 millones de euros.
casas rurales. Pero si hay un mercado que funciona en la Comunidad es el de las casas rurales, principalmente en la zona de El Bierzo, donde muchos buscan un alojamiento para adquirir atraídos por sus posibilidades como negocio turístico, como explica la gerente de aldeasbandonadas.com, Elvira Fafian. Ese motivo, así como la búsqueda de un lugar tranquilo, son los principales por los que los clientes buscan estas viviendas rurales, de las que actualmente se ofertan sesenta en la Comunidad, de las que mas de la mitad se reparten entre las provincias de León y Burgos.
Dentro de esta oferta inmobiliaria especializada se encuentra una casa de piedra a once kilómetros de Briviesca en Burgos por 7.000 euros, otra ubicada en la montaña central leonesa por 9.000, un antiguo molino harinero de agua y aserradero en León por 135.775 euros, una posada real en el Camino de Santiago en León, en un pueblo que limita con la provincia de Lugo, o un camping por 850.000 euros, también en la provincia leonesa. A estos se suman una villa con iglesia en Burgos con una superficie total de 46.900 metros cuadrados donde se encuentra un templo y una casa de piedra y por lo que el propietario pide 209.000 euros.
Pero si lo que busca el cliente es vivir como un rey también puede encontrar en este portal especializado un castillo o un palacio en su apartado de casa señoriales. En total, una veintena de inmuebles con estas características están repartidos entre todas las provincias de Castilla y León a excepción de Palencia y Zamora. Entre ellas se encuentra un hotel con spa en Segovia, un monasterio en Valladolid por doce millones de euros que se puede destinar al enoturismo, otro antiguo monasterio del siglo XVII con capilla en León por 470.000 euros, un balneario en Burgos, un palacio en Segovia o un castillo del siglo XIV en Burgos ubicado en una finca de 22.000 metros cuadrados con una gran pradera y que cuesta 2.749.000 euros.
«desbordados». La demanda de este tipo de ventas era más escasa hace unos años, aunque desde la propia inmobiliaria reconocen que se ha incrementado en los dos últimos meses. «Estamos desbordados, nos está llamando mucha gente que no sabía dónde podía poner a la venta sus casas porque desconocían la existencia de inmobiliarias especializadas como la nuestra», explica la gerente, que puntualiza que en su web se encargan de cualquier propiedad singular «siempre que esté en el ámbito rural» y que muchas de ellas proceden de herencias, negocios que no funcionan o simplemente un cambio de vida de sus anteriores dueños.
Las facilidades de financiación y la confidencialidad son otros dos aspectos que valoran sus clientes, ya que en muchos casos «el apego por la familia» que existe en el núcleo rural provoca que la mayor parte de los propietarios prefiera que no trasciendan los detalles de las operaciones que están realizando. «Este tipo de compras son importantes para intentar poblar zonas que actualmente tiene problemas de habitantes», destaca Elvira Fafian, quien apunta que también están detectando últimamente que hay clientes andaluces que buscan un traslado a zonas de montaña por el cambio climático.
Las posibilidades de asentar población es uno de los aspectos que se valora a la hora de las ventas de este tipo de lugares, ya que siempre cuenta con un asesoramiento sobre las ayudas y opciones de futuro para «intentar ayudar a poblar el medio rural», concluye Elvira Fafian.