scorecardresearch

Fuego burgalés para defenderse de Rusia

FERNÁN LABAJO
-

Un centenar de artilleros del RACA 11, con base en Castrillo del Val, refuerza la operación militar de la OTAN en Adazi (Letonia) desde que estalló la guerra de Ucrania

A lo largo de estos meses los efectivos delRACA 11 han participado en maniobras con fuego real. - Foto: Contingente EFPX

La respuesta del Ministerio de Defensa tras la invasión de Rusia a Ucrania a finales de febrero fue inmediata. Había que reforzar el posicionamiento de la OTAN en las fronteras  de los países aliados y España envió a la base de Adazi, en Letonia, más de un centenar de militares. Casi de un día para otro, efectivos del Regimiento de Artillería de Campaña 11, con sede en Castrillo del Val, tuvieron que despedirse de sus familias y poner rumbo a territorio báltico. Allí están participando en la llamada Operación de Presencia Avanzada Reforzada (Enhanded Fordward Presence), en la que están integrados en un batallón multinacional coordinado por Canadá y donde llevan a cabo diferentes ejercicios con fuego real.

Para muchos de los efectivos del RACA 11 es su primera misión en el exterior. Es el caso del capitán Luis Ventas, jefe de la batería desplegada actualmente en Adazi y que en unas semanas volverá a Burgos para que otros compañeros les den el relevo. Desde allí nos cuenta que su grupo se ha «integrado totalmente dentro del Battle Group multinacional como una unidad más, aportando un aumento considerable de su potencia de combate». Asegura, de hecho, que han tardado en adaptarse «la mitad que otras unidades extranjeras».

El RACA 11 ha desplegado en Letonia seis obuses ATP M109 y un radar Arthur. Se han desplazado 92 militares de los cuales seis son componentes del GAIL II/63 de León y otros cuatro bajo las órdenes de la Unidad Logística. Todas las semanas realizan jornadas de adiestramiento, aunque el capitán Ventas destaca tres ejercicios organizados por sus cuadros de mando. La primera fase realizaron salidas al campo de maniobras para instruirse en «procedimientos de alerta, defensa inmediata del asentamiento y puesta a punto de aparatos topográficos». Culminaron con una práctica de fuego real (...).

(Más información, en la edición de papel de Diario de Burgos de hoy viernes o aquí)