scorecardresearch

A los tribunales el asunto del párking de Virgen del Manzano

C.M.
-

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo ha solicitado al área de Patrimonio municipal copia del expediente tras el anuncio de una demanda contra la ciudad por pedir su rescate

El aparcamiento cuenta con plazas para residentes y también una parte en rotación. - Foto: Luis López Araico

Como era de esperar el rescate por parte del Ayuntamiento de Burgos de la propiedad del aparcamiento de la plaza Virgen del Manzano tras el concurso de acreedores de la empresa que lo gestionaba ha acabado en los tribunales. El Juzgado de lo Contencioso Administrativo ha solicitado al área de Patrimonio municipal copia del expediente ante el anuncio de la presentación de una demanda por parte del administrador concursal, según confirmó la concejala Sonia Rodríguez.

En este sentido, la edil subrayó que en las últimas semanas se ha enviado nueva documentación solicitada por la Justicia y se está a la espera de conocer el contenido de la demanda. «No sabemos en qué sentido irá la demanda. Pensamos que será similar al recurso de reposición que el administrador concursal presentó contra el Ayuntamiento cuando se negó a dar una indemnización por rescatar el aparcamiento», aseguró.

Este hecho retrasará la posibilidad de que el Ayuntamiento recupere el aparcamiento para la ciudad al tener que esperar a que los tribunales se pronuncien. El estacionamiento se construyó en 2005 en régimen de concesión por la empresa Aparcamientos Burgos (Arranz Acinas) con 209 plazas en régimen de concesión por 40 años y 143 en rotación al pensarse que era una buena salida por estar ubicado a pocos metros del centro histórico pero no fue así y son pocas la plazas de este tipo que se utilizan. Sin embargo, en 2013 la empresa viendo la escasa ocupación y los resultados en pérdidas (70.000 anuales) solicitó al Ayuntamiento destinar las plazas de rotación a residentes y con su venta remontar.

En un principio se aceptó la idea, se autorizó que la empresa constituyera una segunda hipoteca pero meses después el Ayuntamiento embargó la concesión por una deuda tributaria de 40.000 euros. Luego llegaron nuevas deudas y la empresa entró en concurso de acreedores. Este ya ha finalizado y, tras la sentencia dictada el año pasado, ya se ha resuelto el contrato con Aparcamientos y Finanzas.

El Ayuntamiento anunció su intención de recuperar el aparcamiento y el administrador concursal (Aliquo Auditores) exigió a la ciudad el pago de 5.193.580 euros en concepto de liquidación por no haber cubierto la empresa los costes de construcción al no agotarse la concesión de 40 años, que acaba en 2045. 

El área de Patrimonio encargó un informe a un economista para saber los pasos a dar, pero en el mismo se señaló que la ciudad no tenía que pagar ni un euro por recuperar el estacionamiento. La principal razón es que en el contrato de construcción y explotación firmado el 9 de mayo de 2005 entre el Ayuntamiento y la concesionaria Aparcamientos Burgos establece que este «se resuelve» con la declaración de insolvencia, que es lo que ha ocurrido de modo que «no procede hablar de responsabilidad patrimonial de la administración, ni indemnización alguna por el recate de la concesión».

El administrador concursal no acepta no recibir compensación y reclamó al Ayuntamiento, que rechazó el recurso y ahora ha decidido llevar el caso a los tribunales cuya resolución habrá que esperar.