scorecardresearch

230.000 euros para poner en valor el Marceliano Santa María

I.L.H.
-

La remodelación del interior del monasterio de San Juan supone ganar en funcionalidad, mejorar la accesibilidad y cambiar la iluminación y la climatización. Hay premios de 20.000, 10.000 y 3.000 euros

Los cuadros de Marceliano Santa María están guardados y embalados desde febrero de 2019, momento al que pertenece esta imagen. - Foto: Alberto Rodrigo

En febrero de 2019 se embalaron los cerca de 250 cuadros de Marceliano Santa María expuestos en la segunda planta del monasterio de San Juan y se trasladaron al piso inferior ante el comienzo de las obras en el inmueble. Más de tres años después siguen esperando a ser desempolvados y reubicados cuando esté remodelado el edificio. Se busca que su recolocación suponga la «puesta en valor» de la destacada obra del 'pintor de Castilla', del que coincide que ahora se le está dedicando una exposición en Cultural Cordón. «Queremos dar relevancia a su pintura, que el museo haga honor a su obra y que cumpla con las medidas de seguridad y accesibilidad que requiere un entorno de este tipo», resume la presidenta de la Gerencia Municipal de Cultura, Rosario Pérez Pardo, a la vez que recuerda que sus obras «están guardadas y bien guardadas» mientras tanto (dos de ellas se han cedido a la muestra de la Fundación Caja de Burgos).

Para abordar la tercera fase de la intervención en el monasterio de San Juan, la que afecta al interior el inmueble, se va a convocar un concurso de ideas. La obra prevé remodelar la segunda planta para ganar en funcionalidad, mejorar su seguridad y accesibilidad incorporando un ascensor y estrenar tanto sistema de iluminación como de climatización, ambos obsoletos. Además, se busca incorporar espacios de almacenaje y de restauración y conservación, así como reajustar los espacios de la primera planta -incluyendo un acceso principal por el actual jardín- para que todo el edificio tenga un hilo conductor que permita que el inmueble se perciba como un espacio cultural y museístico de primer nivel. 

Los profesionales que quieran dignificar este espacio y dotarlo de vida optan a dos premios de 20.000 y  10.000 euros y tres accésit de 3.000 euros. El ganador del concurso, además, tendrá derecho a redactar el proyecto por un importe de 190.000 euros. Así que con estas cantidades más las dietas de los jurados del certamen, desarrollar el concurso tiene un coste de unos 231.000 euros.

«Las bases están en asesoría jurídica. De ahí tiene que regresar al servicio de contratación por si hubiese que hacer alguna rectificación y llegar pasar a Intervención. Una vez que obtenga la información favorable de este organismo, se licitaría», resume la presidenta de la Gerencia de Cultura, que calcula para después del verano la publicación del concurso.

La opinión de la familia. De los 248 cuadros que el Museo Marceliano Santa María conserva del pintor, 205 obras son propiedad del Estado, 24 han sido cedidas por la familia y 19 son de titularidad municipal. Aunque no es tan importante el número como su exhibición: «Se trata de reactivar el espacio y darle vida porque estaba muerto», señala Juan José Martínez de Septiem, miembro de la familia, a título personal. «Cuando finalicen las obras no es solo que Santa María esté bien representado -porque muchas de sus pinturas se cedieron en depósito para que formaran parte de una exposición permanente- sino que el espacio tenga mayor contenido cultural para que su obra se visite, se preste y, en definitiva, tenga más notoriedad a nivel nacional e internacional», señala Martínez de Septiem mientras recuerda que debería crearse la figura de un director o directora para todo el complejo.