scorecardresearch

El PSOE defiende que los comedores escolares abran también durante el verano

Á.M / Burgos
-

Lleva hoy a Pleno una propuesta para garantizar que ningún niño vea mermadas sus necesidades alimenticias debido a la crisis

Imagen de archivo de un comedor escolar. - Foto: Valdivielso

Sería ilusorio pensar que en una capital en la que, según el propio Instituto Nacional de Estadística, hay 25.000 personas viviendo por debajo del umbral de pobreza no hay problemas para comer a diario. Al menos en el PSOE del Ayuntamiento de Burgos lo tienen muy claro y, ante el riesgo de que, una vez terminado el curso (cosa que sucederá la próxima semana), haya menores que se encuentren en riesgo de no recibir una dieta lo suficientemente saludable, pedirá hoy al Pleno municipal un acuerdo para luchar contra esa dura posibilidad.

Según explicó la concejala Mar Ramírez, la mejor garantía es que durante el periodo estival las familias que llevan a sus hijos al programa municipal ‘Conciliamos’ tengan la oportunidad de inscribir a los menores en el comedor, «ya sea en los centros cívicos, en los campamentos de verano o, en última instancia, en los propios comedores escolares».

Su petición es que el Ayuntamiento garantice la inscripción y también que eso no suponga un cargo a las familias que puedan necesitarlo, algo que evidentemente es posible puesto que ya se hace en las tres provincias vascas, en Barcelona, Ciudad Real y ayuntamientos no capitalinos como el de Getafe.

«Hay familias con hijos a su cargo que viven la pobreza en un sentido muy extremo y nos preguntamos qué va a pasar con ellos cuando se cierren los comedores», continuó Ramírez, para quien siendo muy encomiable la labor del Banco de Alimentos, «no es suficiente porque ellos únicamente pueden aportar alimentos no perecederos».

Para garantizar «el derecho básico a la alimentación», la concejala socialista defenderá que «el Ayuntamiento debe participar activamente» de cuantas iniciativas sea necesario emprender para atajar un drama cuya verdadera dimensión no siempre es fácil de detectar.

Por último, en el PSOE recuerdan que la ciudad «ni siquiera ha colaborado con la becas de comedor de la Junta», que «no cubren la totalidad del coste, lo que implica que hay familias que no pueden cubrir el resto».