scorecardresearch

La UBU busca 11 nuevos profesores asociados

B.G.R.
-

Seis se han quedado desiertas en la convocatoria de julio, mientras que cinco responden a «ajustes de última hora». Los mayores problemas se producen en Informática y Filología

El proceso de contratación de julio incluyó 72 puestos docentes de carácter temporal. - Foto: Alberto Rodrigo

A principios del mes de julio, la Universidad de Burgos publicó el mayor concurso anual de plazas de profesor asociado para el próximo curso. Se convocaron 72 vacantes temporales para cubrir necesidades académicas, ya sea por ampliación de grupos o por renuncias de los docentes del anterior ejercicio. El proceso se ha resuelto de forma favorable en el 84% de los casos (61), mientras que aún quedan pendientes cinco y seis se han quedado sin cubrir al no haber candidatos. A ellos se suman cinco nuevos puestos que responden «ajustes lectivos de última hora».

La situación puede complicarse a medida que avanza el calendario, con la fecha del 9 de septiembre como inicio de las clases. Por ello, el Vicerrectorado de Personal Docente e Investigador ha sacado dos nuevas convocatorias para intentar completar toda la oferta. Las áreas de conocimiento afectadas se reparten por distintos centros, aunque el grueso confluye en la Escuela Politécnica Superior y en menor medida en Humanidades.

En Ciencias de la Salud no se han presentado aspirantes para Psicología Evolutiva, además de que ahora se añade una plaza más para Enfermería. Lo mismo ha ocurrido en la Facultad de Educación con Filología Francesa (desierta) y Didácticas Específicas. Por su parte, en Humanidades y Comunicación no se han recibido solicitudes para Lengua Española y se necesitan dos profesores más para Historia y Geografía. Finalmente, en la Politécnica ya se han convocado las tres plazas sin cubrir en distintos departamentos de Ingeniería Informática, y se incorpora una vacante más para Derecho Público.

Tanto en Informática como en Filología y Lengua no es la primera ocasión en la que la UBU se topa con dificultades para encontrar profesionales en activo que quieran compaginar su trabajo habitual con el docente (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de hoy miércoles o aquí)