El corazón religioso de Miranda cumple 75 años

Ó.C.
-

San Nicolás es la parroquia principal de la ciudad pese a no ser la de mayor valor patrimonial. Por su céntrica ubicación aglutina los principales actos y atiende a una población de más de 12.000 personas

El corazón religioso de miranda cumple 75 años

No es el templo de mayor valor patrimonial y en comparación con otras iglesias de la ciudad solo es una recién nacida, pero con 75 años de vida San Nicolás de Bari cumple este aniversario convertida en el auténtico corazón religioso de Miranda. Lo es por su ubicación, en lo que ahora es el centro urbano, lo que hace que en ella se celebren los principales actos eclesiásticos. También es «la que más personas aglutina», explica uno de sus dos párrocos, Marcelo Gómez, que recuerda que la inauguración se produjo el 6 de mayo de 1945 y en ese mismo acto se produjo la consagración episcopal de Saturnino Rubio, que era el párroco que promovió la construcción de la nueva iglesia, y que se convirtió ese día en el obispo de Osma Soria «por lo que casi no pudo disfrutarla».

Este es un capítulo de la historia del templo, que en la actualidad «acoge los acontecimientos más importantes como en Semana Santa, la fiesta de la Guardia Civil en el Pilar o el Corpus», detalla su párroco, que añade que también hay muchas agrupaciones «que quieren celebrar aquí sus actos», lo que hace que San Nicolás sea la iglesia con mayor afluencia de la ciudad «porque son 12.000 personas pero hay mucha más gente que no vive por aquí pero que también viene». Otro factor relevante es el gran número de niños en su catequesis, en la que «este año tenemos más de sesenta para hacer la comunión y muchos no son de esta parroquia», afirma Gómez, que remarca que el «número de chavales con el que trabajamos es de 300, entre los niños que empiezan con seis años y los que continúan después de la confirmación», aclara.

Esta ha sido otra de sus características, la vinculación que ha tenido con la juventud. En este sentido en los 75 años uno de sus iconos está en «la cripta a la que acudían no solo jóvenes de esta iglesia sino también de otras, como un punto de reunión», explica Joseba Martínez, que fue usuario y hoy es una de las personas implicadas con este colectivo dentro de la comunidad religiosa. Durante los años 90 y el principio de los 2000 se vivieron los mejores momentos  «aunque ahora ha cambiado la realidad de los grupos y el ocio», detalla Martínez, que apunta que también influye que ahora la confirmación se realiza «con 11 ó 12 años», que es diferente a cuando se hacía con más edad, en la que ya se tiene más autonomía. Aún así, el párroco afirma que la cripta sigue teniendo su importancia para la catequesis.

El corazón religioso de  miranda cumple 75 añosEl corazón religioso de miranda cumple 75 años

Tanto para los más jóvenes como para los feligreses en general se están ideando una serie de actividades para conmemorar esta fecha. Todavía sin días marcados «queremos hacer un certamen de coros, también una charla sobre la historia de la parroquia y una exposición de fotos», enumera Gómez, que destaca que la intención es «transmitir al mayor número de gente» este aniversario y para ello siguen trabajando. Además, en el plano litúrgico se quiere hacer un acto «en el que queremos tener una celebración con el obispo y todos los sacerdotes que han pasado por esta parroquia de los que actualmente quedamos trece vivos de los treinta que han estado por aquí».

Historia. Toda esta relevancia en la ciudad se entiende gracias a la elección del lugar en el que se construyó. La decisión se tomó en 1939 cuando se compró el terreno donde las religiosas agustinas recoletas tenían su monasterio y su iglesia destruidos en la Guerra Civil. En la contienda también se tuvo que parar la actividad en la actual parroquia del Espíritu Santo, que se llamaba precisamente San Nicolás.

El vacío que se produjo provocó que se tuviera que tomar la decisión de reconstruir la iglesia o construir una nueva. El párroco era Saturnino Rubio, y junto al obispo de Calahorra, Fidel García, decidieron  levantar una nueva, en una zona en la que por la expansión natural de la ciudad fuera más útil. Hasta ese momento, Gómez recuerda que Miranda contaba con dos templos: Santa María en el Casco Viejo y la otra, la actual Espíritu Santo muy cerca del río, aunque ya en Allende.

El corazón religioso de  miranda cumple 75 añosEl corazón religioso de miranda cumple 75 años

Mientras se construía se dieron misas en el colegio de Sagrada Familia, pero cuando San Nicolás abrió sus puertas, su importancia empezó a crecer. Incluso más allá de los actos religiosos, puesto que como resalta Gómez, en sus instalaciones incluso se llegaron a habilitar aulas para dar clases a los niños, que por el crecimiento de la ciudad no tenían un colegio en el que formarse.

Ahora tras 75 años, San Nicolás sigue con buena salud, no solo por el peso religioso que ha ganado, sino por el respaldo de sus fieles. Lo demuestra el batallón de limpieza que acude cada semana para dejarla reluciente «cuando hay otras iglesias que tienen que pagar por ello», afirma Gómez con cierto orgullo. También remarca la importancia social que tiene la parroquia como protagonista en muchas fiestas y por eso bromea: «¿Dónde se hacen las cuadrillas de San Juan del Monte la foto? En las escaleras de San Nicolás».