scorecardresearch

Cambiar casi todas las tarjetas de bus evita más fraudes

C.M.
-

De las 136.500 previstas, se ha renovado 105.000. Movilidad ha detectado algunas recargas fraudulentas cuando los usuarios han ido a por su bono

Se espera un aumento de viajeros en este servicio público cuando se inicie el curso escolar. - Foto: Luis López Araico

La implantación generalizada del nuevo modelo de tarjeta de autobús urbano con más sistemas de seguridad sobre el anterior está evitando nuevos fraudes en las recargas como los registrados hace cuatro años y también, en menor medida en 2019 y 2020, según confirmó el concejal de Movilidad, Leví Moreno. Sí que es cierto que se han detectado casos de usuarios con recargas ilegales cuando han ido a cambiar el bonobús y lógicamente no se les ha traspasado el saldo. No han podido usar el dinero que tenían almacenado, dado que en mayo se cerró la recarga del viejo modelo y en junio su uso en los autobuses, que ya solo admitían la nueva tarjeta. 

«De momento no hemos detectado ningún fraude. La mayor seguridad que ofrecen hace que el sistema informático salte, incluso cuando hay algún fallo en un transbordo. Es un problema que pensamos que se ha atajado aunque sí se ha pillado a personas que habían realizado una recarga fraudulenta y la querían trasladar a la nueva tarjeta», señaló el concejal. 

Cabe recordar que entre 2014 y 2016 se estafaron más de 133.000 euros a la ciudad con recargas irregulares y se logró detener a seis personal pero finalmente no se sentaron en el banquillo. Además, entre 2019 y 2020 se detectó otro que sumó 55.000 euros. De ahí la necesidad de implantar un nuevo sistema de pago más seguro, que es el que se empezó a instaurar desde el pasado mes de febrero. 

De las 136.572 tarjetas de autobús que existían, se han cambiado 115.243. Un total de 105.000 son ordinarias (color rojo) y se ha renovado 83.218, de ellas más de 50.000 se realizaron en la campaña que se realizó en los diferentes centros cívicos de la ciudad. 

Por el contrario, había 31.572 personalizadas, es decir aquellas de colectivos que tienen descuentos, pero hasta ahora se han cambiado 32.025. El hecho de que sean más se debe a que han tramitado un total de 3.303 para menores de 12 años que hasta ahora no la tenían. Cabe recordar que este colectivo se sube gratis al autobús y hasta ahora el conductor les daba un billete ordinario pero se decidió que tuvieran su tarjeta con foto y nombre y apellidos para agilizar la subida al vehículo. El concejal Leví Moreno anima a las familias a que acudan a las oficinas del Samyt para tramitar esta tarjeta. 

Otros colectivos. También se han renovado la práctica totalidad las tarjetas de jubilados, pensionistas o discapacitados, 11.601 de las 11.763 existentes. En cuanto a las familias numerosas se han expedido 4.481, más de las existentes en el año 2020 (4.121) y del bono social, 377. Además se han tramitado 790 para el personal del Ayuntamiento. Finalmente, en cuanto al bonobús joven (de 13 a 26 años) se han cambiado 11.080 de las 13.471 que había en 2020. En este caso habrá jóvenes que no tengan derecho a ella al haber cumplido 27 años.

Según los datos facilitados por el Samyt, del total de tarjetas renovadas ya se han utilizado 59.752. De ellas, 28.120 son de bonobús; 11.354 han sido de pensionistas o discapacitados; 11.080 de bono joven; o 4.481 de familia numerosa. 

Leví Moreno animó a los usuarios de autobús a seguir renovando sus tarjetas solicitando cita previa en las oficinas del Samyt(plaza Virgen del Manzano). «Los usuarios han renovado incluso las que no utilizan», subrayó, al tiempo que mostró su deseo de que los usuarios de autobús vaya aumentando ante el avance de la vacunación.