Denuncia riesgo para los peregrinos en Castrojeriz

F.T.
-

El propietario de un albergue de peregrinos de la villa alerta sobre el peligro que supone una casa en ruinas junto a su establecimiento. La alcaldesa manifiesta que ya se ha iniciado un expediente de ruina

Denuncia riesgo para los peregrinos en Castrojeriz - Foto: Patricia González

«Si ocurre una desgracia el problema será primero para mí, luego para el pueblo y la imagen del Camino de Santiago, y después para el Ayuntamiento de Castrojeriz», asegura José Antonio Medina, propietario junto a su esposa, Olga Ibáñez, del albergue Ultreia, mientras muestra la situación de ruina en la que se encuentra una casa aledaña a su establecimiento y el peligro de que las paredes de adobe se desplomen hacia el patio interior que utilizan los peregrinos. Además de este peligro «real» interior, Medina también alerta sobre el riesgo de desplome de un tramo del alero del vivienda hacia la calle Real.
«El Ayuntamiento tiene conocimiento de esta situación desde el año 2013, pero a pesar de los requerimientos que hemos realizado en varias ocasiones hasta la semana pasada no vino el aparejador municipal para ver la situación en la que está la casa y realizar un informe sobre el estado en el que está el inmueble, que es claramente de ruina», asegura Medina, quien intento comprar esa vivienda cuando realizó las obras de su albergue. «Logré contactar con parte de los herederos tras una investigación casi policial, no con todos, pero no llegamos un acuerdo en cuanto al precio», apunta el propietario de Ultreia, quien recuerda que cuando realizó las obras en su casa, «tuvimos que tirar por seguridad una pared del inmueble en ruinas y la medianera la costeamos nosotros».
Molina, preocupado por el progresivo deterioro de la casa aledaña a su negocio, insta al Ayuntamiento a agilizar al máximo el expediente urbanístico y la declaración, si procede, de ruina parcial o total, «cumpliendo los plazos para que la familia de los propietarios puedan actuar para corregir la situación o el Ayuntamiento pueda intervenir y pasar el coste a los consideramos propietarios, aunque todavía no han aceptado la herencia».
En esto está precisamente el Ayuntamiento, según manifiesta la alcaldesa, Beatriz Francés, quien apunta que el estado del inmueble en ruina se aceleró con las obras que realizó el denunciante en el patio de la casa que adquirió para transformarla en albergue. «Los técnicos municipales han visitado el lugar un par de veces para realizar un informe, iniciar el expediente de declaración de ruina si procede y otro para poder derribar el interior de la vivienda porque la vista desde algunas de las habitaciones del albergue es fatal», manifiesta Francés, quien matiza que «antes de llegar a ese momento hay que seguir un procedimiento, informar a todos los interesados, es decir a los herederos, que son muchos y algunos no están localizados, lo que se puede demorar un año o más porque también tenemos que contar con los informes de Patrimonio... no es nada sencillo».
La alcaldesa recuerda que el casco histórico de Castrojeriz está declarado Bien de interés Cultural, al estar en el Camino de Santiago, Patrimonio de la Humanidad, y que muy posiblemente la fachada del edificio en ruinas se tendrá que conservar, «aunque tengamos que retirar el tramo del alero que queda porque pueden desprenderse algunas tejas sueltas, pero estamos dispuestos a actuar en ese inmueble como ya lo estamos haciendo con otros que se han declarado en ruinas, eso sí respetando la legalidad y los plazos establecidos». (Más información en edición impresa)