scorecardresearch

La Junta ultima las alegaciones al modelo de financiación

SPC
-

El documento se centrará en la negativa a que el envejecimiento pierda peso en el sistema, una mayor consideración de la dispersión territorial, y el rechazo a la distribución de fondos por población

Carrido (i) y Vázquez, tras el Consejo de Gobierno. - Foto: Ical

La Junta de Castilla y León ultima su propuesta de alegaciones al modelo de financiación autonómica presentado por el Gobierno central a finales de 2021 y que recoge ya aportaciones de algunos partidos políticos representados en el Parlamento autonómico en la legislatura recientemente disuelta. Así lo avanzó el consejero de Economía y Hacienda y portavoz, Carlos Fernández Carriedo, quien prefirió no citar el nombre de esos partidos políticos "por neutralidad informativa" ante el periodo electoral en el que está inmersa la Comunidad "y que sean ellos los que lo digan".

En este sentido, el consejero portavoz aseguró que la Junta responderá dentro del plazo establecido, antes de finalizar enero, a la propuesta del Ejecutivo central. En ella se incluyen ya, incidió, los planteamientos formulados por algunas formaciones políticas con representación parlamentaria, a los que la Junta había invitado previamente a presentar sus opiniones e integrarlas en el documento que se enviará a La Moncloa. "Quedan algunos días para acabar este mes", sostuvo Carriedo, quien enumeró algunos de los temas "en los que hay margen para mejorar", según la posición de la Junta, una serie de propuestas que el consejero ya emitió hace algo más de un mes.

Entre ellas, el rechazó de la Junta a que el envejecimiento "pierda peso en el sistema, especialmente para la prestación de servicios públicos"; también, añadió, pidió una "mayor consideración para la dispersión territorial"; y se postuló en contra de que se distribuyan por criterios de población los fondos no vinculados a los tres principales servicios públicos, "pues no beneficia a Castilla y León", tales como extinción y prevención de incendios, cultura o carreteras, entre otros. Por último, Carriedo aseguró no encontrar motivos "de que haya recursos adicionales para las comunidades autónomas con menos de dos millones de habitantes". Castilla y León se sitúa por encima de los 2,3 millones.

Por otro lado, y preguntado por el paso adelante dado por algunas comunidades autónomas, como Madrid, para fomentar su autonomía fiscal, Carriedo recordó que la Junta ha eliminado en esta legislatura el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, lo que ha provocado un "aumento de los hechos imponibles vinculados a donaciones, que se han multiplicado por 13". "Debemos plantearlo ya en la próxima legislatura, pero apostamos por impuestos bajos, reducciones impositivas, mejorar la recaudación, estar al servicio del ciudadano y prestar servicios públicos", concluyó.