PSOE y Cabildo pactan quitar a Primo de Rivera de Sarmental

P.C.P.
-
PSOE y Cabildo pactan quitar a Primo de Rivera de Sarmental - Foto: Alberto Rodrigo

El Ayuntamiento costeará la actuación, dentro de la colaboración con el VIII Centenario de la Catedral, y el Arzobispado se encargará de los trámites y autorizaciones

El Partido Socialista y el Cabildo han alcanzado un principio de acuerdo que permitirá eliminar de la fachada de laCatedral el nombre del dirigente falangista José Antonio Primo de Rivera y cumplir así con el mandato del Pleno delAyuntamiento de Burgos y con la Ley de Memoria Histórica.
La actuación se materializara en el marco de la colaboración que ambas instituciones mantienen con motivo del VIII Centenario de la primera piedra del templo, que se vehicula a través de la Fundación. Así, las arcas municipales sufragarán una intervención que no se prevé sea demasiado costosa económicamente. Mientras, elArzobispado se encargará de tramitar la documentación y las autorizaciones pertinentes para llevarla a cabo ante la DirecciónGeneral de Patrimonio de la Junta de Castilla y León (y otros estamentos, si fuera necesario).
El portavoz delPSOE en elAyuntamiento de Burgos,Daniel de la Rosa, confirma que el entendimiento se ha producido tras dos reuniones con los representantes  del Cabildo y destaca que la voluntad de acuerdo por ambas partes ha facilitado una fórmula de consenso. Resta, no obstante, que se gestione en el Ayuntamiento la modificación de crédito presupuestaria que permita dar luz verde al proyecto, que aún debe redactarse.
De la Rosa se muestra«satisfecho por el resultado» de estas negociaciones y «confiado» en que la Catedral«pueda lucir sus mejores galas» de cara a la celebración del  VIIICentenario. El PSOE ha abanderado la iniciativa para eliminar este vestigio franquista, marcado en uno de los laterales de la puerta del Sarmental.
Inicialmente, remitió una carta alCabildo para que se hiciera cargo de los trabajos, planteamiento que fue rechazado al entender la institución religiosa que se trata de un bien Patrimonio de la Humanidad y que la actuación corresponde a las administraciones públicas, además de alegar que carecen de fondos para acometer una intervención que podría requerir retirar 30 sillerías. Después, elevaron una proposición al Pleno de enero que contó con el visto bueno de Ciudadanos, Imagina y de los concejales no adscritos Silvia Álvarez de Eulate, Raúl Salinero y Blanca Guinea.