scorecardresearch

Amycos para siempre

D.R.D.S.
-

La ONG de raíces burgalesas cumplirá en octubre 25 años de labores sociales en América Latina y durante este tiempo ha movilizado en torno a 12 millones de euros en casi 120 proyectos

Voluntarios en Nicaragua en el año 2009. - Foto: Cedida por Amycos

La ONG burgalesa Amycos está de cumpleaños. Concretamente, de bodas de plata al haber superado el cuarto de siglo de existencia. Desde su nacimiento en octubre de 1995, Amycos está trabajando para lograr importantes contribuciones a diversas causas sociales y humanitarias tanto en el panorama provincial, como en Europa, América Latina y África. Pero fue en febrero de 1996 cuando se legalizó oficialmente. En este tiempo ha movilizado algo más de 12 millones de euros de donantes privados y varias administraciones públicas de Castilla y León, La Rioja y Cantabria, así como del Gobierno de España. Dichos fondos se han aplicado a 118 proyectos, entre ellos la construcción 3.000 viviendas sociales.

El actual miembro del Consejo de Dirección de Amycos, Andrés Rodríguez Amayuelas, nos cuenta los orígenes de esta institución: «En esos años, unos cuantos estudiantes universitarios primerizos pertenecientes al Centro Loyola de Burgos, realizaban labores de acción social. Un día, unos jesuitas nicaragüenses ofrecieron en el centro Loyola la oportunidad de colaborar en la realización de un censo de población en Ciudad Sandino. Dos compañeros viajaron a Nicaragua para ayudar, y pudieron ver la situación de cómo era la situación social allí, y nos impactó» relata Amayuelas.

Amycos es una Organización de la Sociedad Civil, aconfesional, independiente y plural que tiene como meta principal promocionar una justicia, social y global. Como organización, Amycos tiene como proyectos principales la cooperación internacional, seguir trabajando en el proyecto de la Educación para el Desarrollo Sostenible, la incidencia política y el apoyo a organizaciones de acción social.

El primer gran proyecto impulsado por Amycos en territorio nicaragüense fue el Programa Educativo Escolar, que hoy en día sigue operativo. Su propósito principal es facilitar la escolarización de niños y niñas en Ciudad Sandino, gracias a los donativos anuales de los socios de Amycos. En sus 25 años de funcionamiento, algo más de 5.000 escolares se han beneficiado de este programa.

Recientemente, la asociación burgalesa se reunió con el Alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, con motivo de su vigésimo quinto aniversario de fundación, y para presentar su nuevo libro La nueva cooperación, como una forma de aportar al debate sobre la reforma del sistema de cooperación española que se está desarrollando actualmente.

Acercándonos al sur. Más de 200 personas han viajado durante estos años a diversos países de América Latina en los que trabaja la organización, para conocer y cooperar con los proyectos de acción social. Bolivia y Nicaragua son los países donde más se concentra la ayuda humanitaria y social de Amycos. Su radio de acción se está ampliando también a otros países de Centroamérica como Honduras, Guatemala, República Dominicana y El Salvador.

En cada uno de los territorios donde están presentes, realizan diversos proyectos de cooperación. En Nicaragua,  están trabajando principalmente en la satisfacción del derecho a una vivienda digna en zonas rurales y en la población indígena. En Bolivia, el foco se centra en lograr el derecho al agua potable en comunidades indígenas. En El Salvador, están prior izando la promoción de la soberanía alimentaria para garantizar el acceso a la alimentación.

Todos estos proyectos forman parte de las metas recogidas en la Agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), un programa fomentado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El futuro de la organización según Amayuelas, es seguir cooperando en América Latina, especialmente en los países en los que ya están establecidos: «No todas las organizaciones podemos hacer todas las cosas y estar en todas partes. Queremos especializarnos en los sitios en los que llevamos trabajando todo este tiempo y replicar proyectos exitosos anteriores en otras comunidades cercanas».