Oña logra el 1,5% Cultural para restaurar San Salvador

P.C.P.
-
Oña logra el 1,5% Cultural para restaurar San Salvador - Foto: Diario de Burgos Patricia González

Fomento aportará el 50% del presupuesto total de la actuación, que asciende a 400.000 euros. Se vuelven a quedar fuera el Monasterio de San Juan de Burgos capital y el Museo de los Dinosaurios de Salas de los Infantes

El Ministerio de Fomento ha concedido a Oña una ayuda del 1,5% Cultural para la restauración del antiguo Monasterio San Salvador de Oña para usos culturales y turísticos. El Estado aporta el 50% del presupuesto total de la actuación que asciende a 399.433,72 euros.

Se vuelven a quedar sin fondos el Monasterio de San Juan de Burgos capital y el proyecto del Museo de los Dinosaurios de Salas de los Infantes. El de la villa oniense es la única intervención de Burgos seleccionada.

La Comisión Mixta del 1,5% Cultural, presidida por el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, y compuesta por representantes del Ministerio de Fomento y del Ministerio de Cultura y Deporte, ha elevado hoy una propuesta al ministro de Fomento para la financiación de 13 nuevas actuaciones como consecuencia de la Convocatoria publicada en junio de 2018.

El Ministerio de Fomento aportará 9.407.672,44 euros a proyectos de recuperación y puesta en valor del patrimonio histórico español en Castilla y León con cargo a los fondos que se generan para el 1’5% Cultural como consecuencia de la contratación de la obra pública.

La inversión total prevista en Castilla y León, por las entidades y administraciones participantes, incluyendo las aportaciones del Estado, es de 14,65 millones de euros, con 12 proyectos seleccionados, además del de Burgos, 4 en Soria, 2 en Valladolid, León y Segovia, uno en Palencia y uno en Salamanca.

EL PROGRAMA

Programa del 1,5% cultural

El programa del “1’5% Cultural” es la principal herramienta de la Administración General del Estado para responder al mandato constitucional por el que los Poderes Públicos deben garantizar la conservación y promover el enriquecimiento del patrimonio histórico, cultural y artístico de los pueblos de España y de los bienes que lo integran.

Para ese fin la Ley de Patrimonio Histórico estableció el porcentaje mínimo del 1% a aplicar sobre el presupuesto de las obras públicas que se ejecutan por la Administración del Estado. Más allá de esa obligación, el Ministerio de Fomento amplió en 2014 su aportación a este objeto del 1% al 1,5% del presupuesto de las obras que licita.