El Colegio de Médicos pide plantar a la gerente de Primaria

G.G.U.
-
El Colegio de Médicos pide plantar a la gerente de Primaria - Foto: Luis López Araico

Los facultativos están convocados hoy a una reunión, pero el Combu recuerda que el 87% no la reconoce como «gestora capacitada»

El conflicto laboral en la Atención Primaria de Burgos está lejos de solucionarse, como prueba el hecho de que el Colegio de Médicos -hasta ahora, organismo caracterizado por la corrección política- instara ayer a los coordinadores de los centros de salud  a «no acudir» esta mañana a una reunión convocada por la gerente de la asistencia ambulatoria, Aser Morato. El colegio recuerda en un comunicado oficial que «el 87% de los médicos no acepta ni reconoce a la gerente ni a su equipo como gestores capacitados para paliar la crisis a la que ellos nos han abocado», en alusión al número de especialistas que firmaron un documento en el que se solicitaba el cese de Morato, de nuevo por «incompetencia».
Así, el Combu reitera su exigencia de que sea el director general de Asistencia Sanitaria de Sacyl, Alfonso Montero, quien gestione directamente el «caos» en la Atención Primaria de la provincia;una situación que no es ni mucho menos nueva, pero que ha explotado con la imposición de turnos diurnos de guardia en las urgencias del centro de salud de Gamonal (el ya famoso Punto de Atención Continuada de la Antigua) a los facultativos que ejercen en ambulatorios urbanos y que cumplen con los criterios para hacer guardias: tener menos de 55 años y no disponer de causa objetiva de exención.
Hasta el pasado enero, la asistencia en las urgencias de Gamonal la prestaban los denominados médicos de área, que son facultativos que no tienen consulta fija y se desplazan en función de las necesidades. Sin embargo, los profesionales de esta categoría están tan sobrepasados, que la Gerencia de Atención Primaria decidió eximirlos de estas guardias y repartir las horas de atención entre los médicos de la capital. En total, cada uno de los afectados tiene que hacer 14 horas (remuneradas) al mes, que se distribuyen en dos tardes o en jornada continua, si es sábado, domingo o festivo. De mantenerse la medida, al cabo del año habrían hecho 168 horas de guardia, frente a las 834 que hacen los facultativos rurales.
Como la decisión fue tan polémica, Sacyl trató de aplacar los ánimos planteando a los coordinadores que la atención de urgencias que ahora se presta por la tarde en Gamonal se distribuya por todos los centros de salud, de forma que sean los médicos que tienen consulta por la tarde quienes asuman ese trabajo extra, para el que habría incentivo económico
asamblea esta tarde. La propuesta no ha sido bien recibida entre los profesionales, que el viernes pasado quedaron emplazados para dar una respuesta en la Gerencia de Atención Primaria mañana, 8 de febrero. Eso sería después de la asamblea que se va a celebrar esta tarde en el Colegio de Médicos y en la que, previsiblemente, se va a votar ‘no’ a la alternativa de Sacyl.
Así que, bien por la asamblea o por otra razón, la Gerencia adelantó la convocatoria a esta mañana (13.00 horas), y de ahí que el Combu haya tomado la insólita decisión de pedir a los coordinadores de los centros de salud que planten a Morato y a su equipo. Reclaman una solución estructural, por lo que manifiestan su «total desacuerdo» con la propuesta.