scorecardresearch

¿Qué hacer con las más de 47.000 vacunas de covid que sobran?

GADEA G. GUTIÉRREZ
-

El excedente de Burgos se divide casi a partes iguales entre dosis pediátricas y de adultos. La campaña masiva terminó, pero todavía hay un goteo de inoculaciones: 1.734 en todo mayo. La necesaria ultracongelación dificulta su gestión

¿Qué hacer con las más de 47.000 vacunas de covid que sobran? - Foto: Miguel Ángel Valdivielso

La vacuna contra la covid desarrollada por Pfizer/BioNTech tiene que conservarse a una temperatura que oscila entre los 60 y los 90 grados bajo cero, mientras que la de Moderna aguanta en una horquilla de entre 15 y 25 grados bajo cero, según especifican las fichas técnicas de sendos productos, en las que también se indica cómo deben hacerse los traslados, con constantes cambios de hielo seco. Estas exigencias dificultan el aprovechamiento en terceros países de las decenas de miles de dosis que han sobrado, según reconoce el servicio territorial de Sanidad de la Junta, al afirmar a través de fuentes oficiales que la devolución de excedentes es «muy complicada». Eso significa que el destino para las, aproximadamente, 47.000 vacunas almacenadas ahora en Burgos todavía es incierto.

La campaña de vacunación masiva y sistematizada terminó a mediados de marzo, pero todavía hay un goteo de inoculaciones y, sobre todo, para la administración de terceras dosis entre la población que no pudo recibirla en invierno porque se había contagiado recientemente o por otras causas. De hecho, según fuentes oficiales, en todo mayo se han inyectado 1.734 dosis, de las cuales el 70% eran refuerzos (1.216).

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)

ARCHIVADO EN: Vacuna, COVID-19, Burgos, Moderna