scorecardresearch

Frío y calculador también entre rejas

F.L.D.
-

'Angelillo' apenas se relaciona con el resto de presos de la cárcel de Burgos y alguna que otra vez ha sido aislado por disputas. Suele leer y coleccionar los recortes de periódico que hablan de él

Ángel Ruiz salió brevemente de la furgoneta durante los registros de ayer. - Foto: Luis López Araico

Los ocho años en prisión no le han cambiado su personalidad. Ángel Ruiz sigue siendo el mismo tipo frío, solitario y calculador que ingresó en el penal burgalés tras su detención por el asesinato de Rosalía Martínez. En la cárcel ha tenido varios encontronazos con otros presos y ha permanecido aislado en alguna ocasión. Estuvo trasladado al penal de Dueñas, en Palencia, pero volvió al poco tiempo para poder estar más cerca de su madre. Pese a que el de Burgos es un centro tratamental, que busca la reinserción de los internos, el principal sospechoso de cometer el triple crimen de los Barrio no está por la labor de hacer una vida normal. 

«Siempre se fija en todo, quién entra, quién sale. Sabe detalles concretos de muchos internos», comentan fuentes del Centro Penitenciario de la capital. Y es que 'Angelillo' es un tipo metódico. Su afición por 'coleccionar' cosas sin aparente valor también la llevó consigo al interior de la celda. Especialmente obsesión tiene por los recortes de periódicos, más aún si es el protagonista de alguna noticia. «Las lee de manera compulsiva. Es su gran afición», insisten. 

Cabe recordar que una de las pruebas que en su día encontró la Policía Nacional en su vivienda fueron multitud de noticias relacionadas con el triple crimen (...).

(Más información, en la edición impresa de Diario de Burgos de este jueves o aquí)