scorecardresearch

La limpieza del líder

Diego Izco (SPC)
-

El Madrid apunta a campeón siendo el que menos infracciones comete y el que menos tarjetas ve

Nacho Fernández es un jugador clave en la defensa por su polivalencia y capacidad de trabajo. - Foto: Cati Cladera (EFE)

El Real Madrid cabalga desbocado hacia su 35ª Liga. Después de conquistar Palma con un 0-3 y alejar al Sevilla en 10 puntos, los pronósticos ya no apuntan hacia si será campeón o no… sino hacia 'cuándo' lo será. Y sobre el 'cómo' hay muchas teorías: desde la importancia de Courtois para mantener los 0-0 hasta que aparezca algún genio arriba, el dominio del 'tempo' de los partidos instaurado por Kroos, Casemiro y Modric, la temporada de Vinícius o Benzema (ese 'genio arriba'), etcétera. Y estadísticamente también añadimos que es el más goleador (56 tantos, por encima de los 52 de Barça y Atlético) y el segundo menos goleado (solo 21 concedidos, por debajo de los 19 del Sevilla). Todo esto explica un liderato amplio y merecido… Pero hay una parte de ese 'cómo' que pasa inadvertida: es el conjunto más limpio de LaLiga. 

 

Amarillas

El Real Madrid ha visto solo 50 tarjetas amarillas hasta la fecha, las mismas que la Real Sociedad… solo que el equipo de Imanol Alguacil añade a la 'factura' tres rojas. La media no llega a las dos cartulinas por encuentro (1,78). En la última década, el cuadro merengue solo fue el menos sancionado en la 20/21 (terminó con solo 58 tarjetas) y en la 17/18 (65). En este período, la media de cartulinas amarillas por temporada se le fue hasta las 77,5, el equivalente a poco más de dos por partido. El equipo menos amonestado desde la 11/12 ha sido el Barça, con un promedio de 71,8 por campaña. 

 

Rojas

El bloque de Ancelotti es el único de LaLiga que todavía no ha recibido una cartulina roja. Villarreal y Rayo, siguientes en el 'ranking', tienen una expulsión (Valencia, Espanyol, Levante y Mallorca, los que más con seis). El promedio madridista de rojas por temporada es de cuatro en esta última década, etapa en la que solo cinco equipos terminaron el año con el casillero de expulsiones en blanco: Girona y Athletic en la 17/18, Valladolid en dos años consecutivos (18/19 y 19/20) y el Atlético campeón de la 20/21, que se fue hasta las 100 tarjetas amarillas… pero ninguna roja.

 

Comparación

En lo que va de siglo, asistimos a dos temporadas consecutivas de tremenda limpieza en el juego blanco. En la 06/07, el Real Madrid batió su récord histórico negativo de relación con los árbitros: vio 120 tarjetas amarillas y 10 rojas. El entrenador era Fabio Capello. Por el contrario, dentro del fútbol 'moderno' (Ligas de 20 equipos), su mejor balance fue de 30 amarillas y dos expulsiones en la 87/88. 

 

Faltas

En lo que va de temporada, el Real Madrid también es la escuadra que menos faltas comete por partido. Apenas 300 en 28 encuentros (media de 10,7), seguido por el Espanyol (318). Se puede justificar en la posesión (61 por ciento, segundo por debajo del 64 por ciento del Barça) o en que es el equipo que más pases da del campeonato (17.009, por encima de los 16.350 azulgranas): a más dominio, menos necesidad de cometer infracciones. El Madrid está alejado de las 365 faltas que ha cometido el Barcelona, por ejemplo, y mucho más del líder indiscutible de Primera, un Valencia que ha hecho 489 (17,5 por partido) y que aventaja en 66 infracciones a sus vecinos del Levante, segundo en la lista. 

 

Casemiro

En boca de todos tras la no-amonestación de Mallorca (una amarilla que le hubiese dejado sin el clásico), Casemiro es el especialista a la hora de 'barrer' el campo. Es el octavo jugador de LaLiga con más faltas cometidas: 45, en un 'ranking' liderado por Brais (Celta) y Guillamón (Valencia), ambos con 57; y el cuarto (junto a otros cuatro futbolistas) con más amarillas: nueve, solo por debajo de Alderete (Valencia) con 11, Damián (Getafe) y Verdú (Elche), ambos con 10. Casemiro comete el 15 por ciento de las infracciones y recibe el 18 por ciento de las tarjetas del Real Madrid en esta campaña 21/22.