scorecardresearch

«La culpa es la emoción más difícil al suicidarse un familiar»

G.G.U.
-

El martes empieza el taller de 'Apoyo en el duelo' que organiza el Ayuntamiento de Burgos para quienes han sufrido una pérdida de este tipo

La psicóloga Carmen Vedia, experta en acompañamiento emocional, impartirá las 8 sesiones de este taller. - Foto: Luis López Araico

Lo primero que hará la psicóloga Carmen Vedia con los participantes en el taller municipal 'Apoyo en el duelo por suicidio', que empezará el próximo martes en el cívico de Capiscol, será «crear un clima de grupo». Es decir, «nos presentaremos y se dará tiempo para que cada uno hable de su pérdida». No es una fórmula casual, sino que la experiencia indica a Vedia que de esta manera «ya se crea una unión muy grande, porque se dan cuenta de que todos están en lo mismo». Y ese apoyo social, ese amparo del entorno, es lo que todavía les falta a quienes pierden a uno o a varios familiares por un suicidio. «Sigue siendo un estigma social», dice la experta.

El taller es gratuito y está promovido por el área de Familia e Infancia de la Gerencia de Servicios Sociales, dentro del conjunto de iniciativas con las que el Ayuntamiento pretender ir echando abajo el tabú que, incluso hoy, acompaña al suicidio como causa de muerte. Consistirá en ocho sesiones, todas por la mañana, en las que Vedia intentará que los asistentes «compartan su experiencia» en un entorno en el que puedan sentirse comprendidos y que eso los ayude a transitar por las fases de su duelo. Con independencia del tiempo que haya pasado desde que ese familiar o ese allegado murió. 

«El duelo es un proceso natural de adaptación a una pérdida; pero el duelo por suicidio es un acontecimiento muy estresante, con características diferentes que también exigen otro abordaje», comenta Vedia, destacando que, en estos casos, «está muy presente la culpa, la vergüenza, la rabia, el aislamiento, la falta de apoyo social...». Pero, de todas estas emociones, la psicóloga que impartirá el taller apunta a la culpa como «la más frecuente y compleja» de gestionar. «Sienten culpa por todo, por no haberse dado cuenta, por no haber atendido a las señales, por si podían haber hecho más, por si tuvieron alguna responsabilidad por algún malentendido previo... Lo analizan todo».

Así, Vedia subraya que cada persona es distinta y tiene sus propios tiempos, pero sí apunta que ella intentará que los asistentes al taller «reconozcan que la culpa es una emoción natural en esos casos y que es un proceso». Y, al igual que ocurre con todas las demás, «hay que transitarlas, aprender que existen y saber que tienen una función, que han aparecido para algo», dice, matizando que a la vez que invitará a los asistentes a «hacer ejercicios de introspección» para que sepan en qué fase están, les informará de que en Burgos hay un grupo de apoyo a supervivientes (tienen perfil en Facebook y el correo jflorenzo@yahoo.es) y un grupo de apoyo a la prevención (prevenirsuicidioburgos@gmail.com). 

Pero, en el taller, al menos, tratará de que expresen emociones y que hablen de su pérdida.