Repuntan los contratos por ETT en automoción y turismo

G. ARCE
-

Randstad y Adecco coinciden en que el mercado burgalés está recuperando el dinamismo y barajan gestionar en torno a los 15.000 empleos temporales durante los meses de verano

Controlador de temperatura, un nuevo trabajo para el verano. - Foto: Javier Pozo

Las ETT, proveedoras de empleo para atender las necesidades temporales de las empresas, se han convertido en un excelente termómetro para valorar el estado de salud del mercado laboral burgalés tras el confinamiento. El diagnóstico, después de más de tres meses con la contratación al ralentí o parada, es positivo: están despertando dos de sus principales clientes, la automoción y el turismo, que se unen a una agroalimentación que no ha perdido el ritmo durante la crisis sanitaria.

Adecco y Randstad, dos de las principales ETT en el mercado local, barajan gestionar en torno a los 15.000 empleos temporales de puesta a disposición durante los meses de verano y confían en afianzar la mejoría que ya han detectado el pasado mes de junio. Muchos de estos empleos de las próximas semanas quedaron congelados durante los meses de confinamiento.

«El mercado burgalés está recuperando la dinámica de contratación después de tres meses muy duros -de marzo a mayo- en materia de empleo y contratación. En el mes de junio se firmaron un total de 7.492 contratos de trabajo, lo que supone un importante avance respecto a mayo, con un crecimiento de un 34,7%, pero todavía lejos de lo firmado un año atrás», explica Valentín Bote, director de Randstad Research.

La directora de Adecco en Burgos, Ana Barbero, corrobora esta impresión. «Va a ser un verano atípico por la crisis sanitaria y por la incertidumbre que existe en muchas empresas por el miedo al rebrote, pese a ello repunta la contratación en sectores antes paralizados, como la hostelería».

(Más información, en la edición de papel de hoy de Diario de Burgos)