scorecardresearch

La Eurocámara secunda la tesis de CyL sobre los lobos

SPC
-

El Parlamento comunitario insta a cambiar el estatus para salvar el ganado, y reconoce que el número de cánidos ha ido en aumento los últimos años

Ejemplares del Centro del Lobo Ibérico de Castilla y León en la provincia de Zamora. - Foto: JL Leal (Ical)

El Parlamento Europeo pidió este jueves a la Comisión Europea cambiar el estatus de estricta protección de algunas poblaciones de grandes carnívoros, como el lobo o el oso, para salvar el ganado, pues el número de estas especies ha ido en aumento en los últimos años. De esta forma secunda los argumentos expuestos hace unos días por Castilla y León, junto a otras comunidades «loberas», para reclamar un cambio de gestión. A través de esta resolución, que salió adelante con 306 votos a favor, 225 en contra y 25 abstenciones, la Eurocámara destaca la importancia de encontrar un «equilibrio adecuado» entre la coexistencia de humanos, ganado y grandes carnívoros, particularmente en las zonas rurales.

Los eurodiputados argumentaron en su decisión que los agricultores se sienten «desesperados, incomprendidos e impotentes», y mostraron una particular preocupación por el «impacto negativo» de los ataques al ganado por parte de los lobos, que también se han acercado a los humanos. Con ello, el Parlamento Europeo pide a la Comisión que evalúe y monitorice a los grandes carnívoros, al daño causado por sus ataques y que fomente una «mejor colaboración transfronteriza entre los Estados miembros».

Así, reclaman al Ejecutivo comunitario que adapte el estado de protección de las especies, «tan pronto como se alcance el estado de conservación deseado». «El estado de conservación del lobo a nivel paneuropeo ya justifica la mitigación», argumenta el texto aprobado por el Parlamento y recogido por Efe. Asimismo, los eurodiputados pidieron a Bruselas que «considere» la modificación de las directrices agrícolas vigentes en la actualidad para facilitar la compensación de daños por parte de los grandes depredadores, pues cada Estado miembro tiene un sistema de compensación diferente.

La Eurocámara defendió una «compensación integral» por cualquier pérdida de animales de granja causada por estas especies y pidió a la Comisión que identificara «oportunidades de financiación a largo plazo para medidas preventivas». Esta resolución se vota una semana después de que representantes de las denominadas «comunidades loberas» en España (Castilla y León, Galicia, Asturias y Cantabria), pidieran en Bruselas el cambio de estatus de protección «estricta» del lobo al norte del río Duero.

«Problema»

El consejero de Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, trató de presionar hace unas semanas en el Parlamento Europeo al Gobierno de España para cambiar la gestión de las poblaciones de lobos pues supone «un problema» para el medio rural.

Esas comunidades autónomas, donde se encuentra «el 95 por ciento de las poblaciones de lobos en España», defienden que el Ejecutivo español se equivocó al cambiar en septiembre de 2021 el estatus de la gestión del lobo, incluyéndolo en la Lista de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (Lespre), pues sus poblaciones aumentan y también los ataques a cabras, ovejas, vacas, caballos o perros domésticos.

Suárez-Quiñones indicó que los daños provocados por los lobos están siendo inasumibles por los ganaderos, a la vez que se pone en peligro un modo de vida en el medio rural y, sobre todo, la biodiversidad, «dado que la ganadería es un elemento más de la biodiversidad del mundo rural que colabora de forma eficaz contra los incendios forestales».