scorecardresearch

Europa insta a modernizar la seguridad de los ascensores

D. A. / Valladolid
-

La entrada en vigor esta semana de una normativa europea en materia de seguridad en los elevadores llama a los usuarios a adaptar los sistemas para evitar accidentes

En la Comunidad hay un ascensor por cada 43 castellano y leoneses. - Foto: Diego de Miguel

Lugar de insulsas conversaciones sobre la meteorología o cuan mayores están los nietos del acompañante.Punto de encuentro para vecinos bien y mal avenidos. Los ascensores se han convertido en un cuadrilátero que exprime y resume lo mejor y peor del ser humano en lo que dura un viaje hasta el quinto piso. La Comunidad, en concreto, contaba con 56.108 elevadores al finalizar el año 2015, una cifra que supone la existencia de un ejemplar por cada 43 castellano y leoneses. «Somos el país de la Unión Europea que más ascensores tiene. La edificación de los años 60 y el boom inmobiliario de principios de siglo desató la instalación de estos aparatos», concluye JuanCarlosFernández, presidente de la AsociaciónEmpresarial de Ascensoristas de Castilla y León (Acyleas). Sin embargo, 33.665 cabinas, el 60 por ciento de los existentes, llevan más de 20 años en funcionamiento, una cifra que supera en 10 puntos la media nacional, donde el 50 por ciento del millón de ascensores cuenta con más de dos décadas subiendo y bajando. 
Para mejorar la seguridad de los ascensores, el pasado 20 de abril entró en vigor la nueva Directiva Europea encargada de regular la comercialización segura de los elevadores en todos los países miembros de la zona euro. Una medida que carece de carácter retroactivo y que solo afectará a los ascensores que se instalen a partir del pasado miércoles. Esta «garantizará que solo los productos seguros se mantienen operativos», sostienen desde la FederaciónEmpresarial Española de Ascensores (Feeda). «¿Un coche con 20 años es seguro?Sí, pero podría ser mucho más seguro con unas pocas mejoras», así resumen Fernández la necesidad de, aunque la normativa no afecte a los ascensores ya instalados, que «los elevadores más antiguos se adapten en la medida de los posible a las medidas de la nueva normativa» para igualarse a los más nuevos. «Que nadie piense que tiene que cambiar el ascensor, pero si sería deseable que incorporasen el máximo de medidas de seguridad», añaden desde la Feeda. Entre las medidas implementadas, Fernández destaca por encima de todas los sistemas que mejoran la precisión de parada de la cabina, conocido como nivelación en planta, y que causa el 40 por ciento de los incidentes relacionados con los elevadores. 
La norma también insiste en la protección frente al cierre intempestivo de puertas, culpable del 20 por ciento de los accidentes en ascensores, o la instalación de sistemas de comunicación bidireccional en cabina. El presidente reconoce la «relajación» en las revisiones desde 2013 que ha provocado tres accidentes en el último año y medio en la Comunidad. 
 
Trazabilidad. «Nos preocupa la seguridad industrial.La hemos aumentando pero queremos que sea mayor», sostienen desde Acyleas, que también hacen hincapié en la trazabilidad de los componentes, uno de los apartados novedosos de la normativa recién estrenada. «Antes no había trazabilidad, a partir de ahora vamos a saber con certeza dónde se ha fabricado cada pieza, quién la ha diseñado, quién la ha montado, etcétera», apunta Fernández. «La trazabilidad nos va a permitir identificar donde se ha instalado un ascensor o un componente determinado para así identificar y corregir con la mayor inmediatez los apartados que puedan ser objeto de una no conformidad», completan desde la Federación Española. 
Para ello, Acyleas, en colaboración con la Junta de Castilla y León y todas las empresas del sector, han organizado unas jornadas en Valladolid el próximo 28 de abril para explicar y dar a conocer los cambios de la nueva ordenanza regulatoria en materia de ascensores.