scorecardresearch

Pollán dejará sin iluminación morada las Cortes «para ahorrar»

SPC
-

La decisión del presidente del Parlamento autonómico (Vox) contrasta con la de la Junta, que sí teñirá la sede de Presidencia con motivo del Día contra la Violencia de Género, y desata las críticas de la oposición

Proyección en la fachada de las Cortes con motivo del Día contra la Violencia de Género de hace unos años. - Foto: Ical

Las Cortes de Castilla y León no lucirán hoy la tradicional iluminación con motivo del Día contra la Violencia de Género. Una decisión que el presidente del Parlamento, Carlos Pollán (Vox), achacó a la necesidad de «ahorrar luz», negando así la petición efectuada por la Consejería de Familia, comandada por la popular Isabel Blanco. Algo que ayer desató airadas críticas en los grupos de la oposición parlamentaria, que tacharon de «bochornoso» y «miserable» que el hemiciclo autonómico no luzca contra esta lacra social. Medida que no seguirá la Junta, cogobernada por PP y Vox, que sí que iluminará la sede de Presidencia de color morado con motivo de la celebración de esta jornada. Un hecho que fue utilizado ayer por los populares para marcar distancias con Vox, ya que, aunque si bien respetaron la decisión de Pollán, señalaron que, a diferencia de las Cortes, el acceso a la sede de la Presidencia de la Junta, en el Colegio de la Asunción, también en Valladolid, sí se iluminará. La violencia de género vuelve así a reabrir las diferencias ideológicas entre los socios de Gobierno, que ya han tenido varios desacuerdos en esta materia tras los últimos crímenes machistas acontecidos en Castilla y León. 

El propio presidente de la cámara autonómica, Carlos Pollán, fue el encargado de informar ayer a los grupos parlamentarios de esta decisión en la reunión de la Junta de Portavoces. Su argumentación señala al decreto-ley de ahorro energético aprobado por el Gobierno central para denegar la petición de la consejera de Familia de iluminar la fachada principal de la sede parlamentaria. En una carta firmada por Pollán, a la que ha tenido acceso Ical, explica que esta institución tiene entre sus compromisos y prioridades «dar voz a aquellos colectivos y realidades que más lo necesiten». Señala, no obstante, que se ven «obligados» a tomar medidas de ahorro energético, y sostiene que, en este sentido, ya han denegado otras dos solicitudes sobre otros temas las últimas semanas, algo que el Partido Socialista negó que fuera cierto.

«La Junta hará lo mismo que otros años», aseguró por su parte el portavoz autonómico, Carlos Fernández Carriedo, que ayer compareció tras el Consejo de Gobierno junto al vicepresidente Juan García-Gallardo. Algo que incluye la iluminación de un edificio de la sede institucional de la Junta en Valladolid. El también consejero de Economía señaló que «respeta» la decisión del Parlamento y argumentó que están «centrados» en los problemas reales de las personas. «Repudiamos toda violencia, toda», afirmó después García-Gallardo, que reclamó un «lenguaje ordenado» ya que el negacionismo, que es de quienes negaron el holocausto nazi, «se aplica a todo». 

El debate de las luces

La polémica por la no iluminación hoy de las Cortes fue bautizada ayer por el portavoz del Grupo Popular en las Cortes, Raúl de la Hoz, como el «debate de las luces», y apuntó que las críticas de la oposición se produce mientras salen violadores y agresores a la calle por la ley del 'sólo sí es sí'. «¿Qué forzado todo, no?», se preguntó De la Hoz, que remarcó que este 25-N va a estar marcado por las «desagradables consecuencias» de la aprobación de la ley del 'sí es sí'. «Algunos, lejos de ver cómo solucionan este problema generado por la desfachatez del Gobierno, prefieren hablar de si se ilumina o no la fachada de las Cortes».

Por el contrario, los partidos en la oposición salieron en tromba a arremeter contra la negativa del presidente del Parlamento regional de iluminar la fachada contra la violencia de género. Medida que tacharon de «vergonzosa» y «abominable», al tiempo que afearon a Pollán una su «cobardía y miseria moral» por la «excusa» expuesta.  «1.171 mujeres asesinadas y la disculpa es un insulto en sí misma. Hay que tener poca pero poca vergüenza», espetó la viceportavoz del Grupo Socialista, Patricia Gómez, que responsabilizó de todo lo que está ocurriendo en la Comunidad al presidente nacional del PP, Alberto Núñez Feijóo, por haber desperdiciado en su día la «oportunidad de oro» de impedir que su partido gobernase con Vox. 

«Está claro con quienes podemos contar –las mujeres– y con quienes no. A día de hoy gobiernan con quienes la niegan –la violencia contra las mujeres–», zanjó Gómez que invitó a los ciudadanos a acudir hoy a las manifestaciones convocadas en distintos puntos de Castilla y León para «decir alto y claro no todo vale». 

«He vivido cosas vergonzosas pero esto es inaudito», verbalizó Francisco Igea (Cs), mientras que Pablo Fernández aseguró que es una muestra de que la Comunidad está «dirigida de forma autoritaria», al imponerse la «ideología» con la utilización «torticera» de las Cortes.