scorecardresearch

El hundimiento junto al puente Bessón preocupa

C.M.
-

La situación de «ruina técnica» del forjado de la desembocadura del arroyo de Cardeñadijo en el Arlanzón es la causa. La reparación requiere 200.000 euros

La zona lleva vallada desde el mes de enero para evitar accidentes. - Foto: Luis López Araico

Preocupación. Mucha preocupación hay en el área de Vías Públicas, Conservación y Mantenimiento del Ayuntamiento por tres hundimientos en diferentes puntos de la ciudad: el puente Bessón, la calzada y aceras de la avenida de Reyes Católicos entre los números 40 a 53 y el último tramo del paseo de los Pisones, entre el 137 y 167. Por ello, no se quiere dejar pasar ni un minuto y se solicitará una tramitación de emergencia cuya última palabra la tendrá el alcalde. 

El artículo 120 de la Ley de Contratos del Sector Público establece la posibilidad de que la institución  local contrate las obras sin que tenga que mediar expediente alguno, siempre que se trate de una situación que suponga un grave peligro y aunque no exista crédito. Las actuaciones se podría iniciar en menos de un mes. 

Vías Públicas ya ha iniciado la petición para reparar el hundimiento de la acera, el carril bici y los jardines en la calle de La Merced, a la altura del puente Bessón. Tras vallarse el entorno en enero para evitar accidentes, se ha comprobado que se trata de una zona de forjados que protege la desembocadura del arroyo de Cardeñadijo en el Arlanzón. 

Los técnicos han confirmado que está en «ruina técnica» y que, incluso, puede «llegar a colapsar súbitamente por su propio peso». «Estamos preocupados si se colapsa la estructura y hubiera viandantes por la zona se podría producir un accidente. Confiamos en que el arreglo se tramite de urgencia», indicó el concejal de Vías Públicas, Julio Rodríguez-Vigil. 

La solución pasa por desmontar la balaustrada de piedra, demoler el pavimento y forjado, reponer los forjados (también los estribos si fuera preciso) y las zonas del muro del río que se hayan podido deteriorar, recolocar la balaustrada de piedra, reponiendo las partes inutilizables los paños completos de los pavimentos deteriorados y demolidos. 

El coste de las obras se ha estimado por los técnicos de esta área en 200.000 euros a los que habría que añadir 9.000 de la redacción del proyecto, otros 9.000 de la dirección de las obras y 4.500 del plan de coordinación de seguridad y salud. Para acelerar el procedimiento la contratación por emergencia los trabajos se podrían realizar en dos bloques, por un lado la redacción del proyecto y por otro las obras.

El concejal de Vías Públicas también plantea usar el procedimiento de urgencia para Reyes Católicos y el paseo de los Pisones, aunque en estos casos es necesario hacer un  estudio geotécnico , dado que el problema está en el subsuelo. «Necesitamos conocer el alcance del deslizamiento de tierras en Pisones y la causas del hundimiento en Reyes Católicos», añadió.