scorecardresearch

Seat sacará un coche eléctrico en 2025 que saldría de Martorell

Agencias
-

El grupo anuncia que prepara la planta catalana para fabricar 500.000 vehículos de baterías al año con un precio de entre 20.000 y 25.000 euros, pero condicionado al apoyo del Estado y de la UE

Seat sacará un coche eléctrico en 2025 que saldría de Martorell - Foto: Quique Garcia

El mundo del automóvil está de enhorabuena después de que Seat anunciara ayer su intención de lanzar al mercado un coche eléctrico urbano a pilas en 2025 con el que entrará en el segmento de precio de entre 20.000 y 25.000 euros con el objetivo de hacer accesible la electromovilidad a la población de forma «masiva».

La compañía presentó el plan denominado Future Fast Forward para liderar la electrificación de la industria del automóvil en España, cuyo «motor clave» es la producción de vehículos eléctricos urbanos en España a partir de 2025.

La planta de producción donde se fabricará este nuevo modelo se anunciará en los próximos meses, aunque la compañía prepara la fábrica de Martorell con la ambición de producir más de 500.000 coches eléctricos urbanos al año, también para el Grupo Volkswagen.

El presidente de Seat, Wayne Griffiths, explicó que la ejecución del plan Future Fast Forward (F3), que aspira a consolidar España como plataforma de producción de vehículos eléctricos en Europa, está condicionada al compromiso de la Comisión Europea y el Gobierno.

El plan F3, que incluye la creación de un ecosistema de vehículos eléctricos, estimulando la demanda y desarrollando infraestructuras públicas de recarga, cuenta con gobiernos, centros tecnológicos y 15 entidades participantes de al menos seis sectores, son: Aeorum, Grupo Antolín, Asti Mobile Robotics, CaixaBank, Delta Vigo, Ficosa, Fisas Navarro, Gestamp, Iberdrola, Lithium Iberia, Mind Caps, Sayer Technologies, Seat, Sesé y Telefónica.

Griffiths advirtió que España está en la cola de Europa en la compra de vehículos eléctricos y también en el número de puntos de recarga, y subrayó que para «ponerse al día» es necesario contar con una cuota del 10% de vehículos eléctricos (con 100.000 coches) y crear 20.000 nuevos puntos de recarga (actualmente hay 8.500).

«Pedimos apoyo a que se cree una demanda de coche eléctrico, este Plan Moves 3 es fundamental para proporcionar la estructura de recarga. También pedimos que nos apoye en nuestro desarrollo en Martorell, y el tercer punto es el ecosistema de baterías», añadió.

El alto ejecutivo señaló, además, que el montaje de las baterías depende de la compañía y que, para optimizar sus costes, su objetivo es colocar la factoría cerca de sus instalaciones de Martorell, o bien en el mismo municipio o en Barcelona.

Sobre el consorcio anunciado por el Gobierno para montar la primera planta de baterías, están firmando un memorando con Iberdrola, y no solo en cuanto a la construcción, sino a la colaboración con la compañía sobre infraestructuras y puntos de recarga y energía renovable.

 

Segundo modelo

La compañía también anunció que la enseña Cupra lanzará en 2024 el Tavascan, que será el segundo modelo 100% eléctrico de la marca, tras el Cupra Born, que llegará a finales de este año.

«Nuestro sueño se cumplirá: el Cupra Tavascan será una realidad. Basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, se diseñará y desarrollará en Barcelona y llegará a Europa y a otros mercados internacionales en 2024», explicó.